La Cercana Lejanía (reflexiones)

Henri De Lubac (uno de los más prestigiosos teólogos del siglo XX) hace ya más de cincuenta años que escribió un párrafo demoledor: "debido a la acción de nuestras minorías pensadoras, la humanidad occidental reniega de sus orígenes cristianos y se aparta de Dios". Esas minorías intelectualistas están conduciendo a muchas personas hacia una doble esclavitud: la social sumida en el consumismo sin más y la espiritual alejada de principios y valores eternos. El exagerado laicismo actual nos embota la conciencia y es entonces cuando el ambiente de lo cotidiano hace desvirtuar las bases fundamentales de este nuestro occidente terrenal que se está devaluando a marchas aceleradas.

¿Es posible que muchos seres humanos no se den cuenta de que todos estamos siendo llamados hacia el encuentro con los misterios del más allá? Amado Nervo poetizaba sobre el porqué del abismo de cada noche mientras iba penetrando en aquello que Antonio Machado llamaba "búsqueda intranquila". ¿Ha muerto el mensaje de Agustín de Hipona por la acción inocua de afirmaciones incompletas y negaciones del pensamiento actual? Opino con total sinceridad que ninguna de las minorías pensadoras que dudan de la existencia de Dios hará que mueran las entrañas de quienes, al mirar la luz del alba, preconizan sus sueños.

La juventud está empezando a hastiarse ya de los filósofos simplemente "cerebrales" y surgen ahora nuevos poetas y nuevas poetisas que están presintiendo un mundo mejor con un Dios interno y vivo. Muchos de ellos y ellas rechazan tanto tecnicismo y buscan un nuevo proceso de civilización que supere el consumo de negativismos y la sociedad llamada decadente por los mismos intelectuales que la apoyan. Somos muchos los seres humanos que estamos buscando la verdadera dimensión de nuestras vidas cotidianas y la no menos verdadera raíz de lo que ellos tachan de misterioso nada más. La pregunta que nos hacemos es ¿el mundo occidental se aleja cada más de Dios o está empezando a surgir un nuevo avivamiento de la fe con mayor responsabilidad que en las pasadas centurias?

Tal como advirtió el laborista británico Stanfford Crips, "la religión o lo significa todo o prácticamente no significa nada". Tremenda advertencia que nos hace meditar en algo muy preocupante: parece que nuestro mundo se está precipitando hacia el abismo, parece que los principios éticos y los valores morales no figuran ya con brillantez estelar. Muchos intelectualistas de la posmodernidad usan criterios puramente pragmáticos con los que nos quieren imbuir en la negación de nuestros propios espíritus; pero la luz siempre llega desde arriba y es una luz superior que nos ilumina el camino de un cristianismo renaciente basado en esa fe que ellos quieren eliminar. Así que es cierto que está surgiendo un avivamiento cristiano en el mundo occidental y cada vez llama más la atención de quienes están buscando algo más que lo que se les ofrece. No es religión ni es dogmatismo. Es conciencia de seres humanos que se preguntan por el camino a seguir, por la verdad con la que se quieren encontrar y con la vida de orden superior a lo simplemente terrenal. Se atisban acciones y reacciones en una juventud disconforme con la sociedad que está poniendo a Dios en su verdadero lugar.


Estamos viviendo un crepúsculo que está comenzando a dar lugar a una nueva aurora humana. Eso creen pensadores como Jean Guitton y, precisamente por eso, para el novelista ruso Ivan Turgueniev era necesario llenar el vacío producido por quienes están intentando piratear la vida de los creyentes "quijotes" que luchan contra la cercana lejanía de lo que puede ser una enorme catátrofe social. Mucha juventud actual está volviendo a remar para salir de la tormentosa cotidianidad; luchando por la brillantez de un nuevo cambio verdaderamente cristiano para sus vidas. Es la repentina oleada de un avivamiento de la fe que se presenta como adalid necesario para encontrar de nuevo el camino. Lo superfluo (que tanto preconizan y fomentan los grupos de poder y los medios de comunicación social) están defraudando por completo a una juventud que lucha por superar las alienaciones sociales, económicas, políticas y religiosas, porque está empezando una nueva visión mundial que pueda superar los desastres producidos por intelectuales que se doblegaron ante el materialismo y la carencia espiritual. Muchos jóvenes empiezan a descubrir que para salir del "callejón sin salida" en que se les ha envuelto con engaños y estafas de falsa felicidad, hoy se abre una nueva apertura que intenta recuperar a todo el occidente sacándolo de terrenos baldíos. Se empieza a amar la respuesta que da nueva vida a corazones que estaban siendo yermos.

¿Es la Fe cristiana una respuesta valiosa al llamado "colonianismo" del capital inhumano? Existen indicios que hacen creer que las modas ateístas han tocado ya su fondo y se ha descubierto que no poseen nada porque son de la nada y hacia la nada van. Muchos hombres y mujeres quieren dejar de ser náufragos y buscan llevar a cabo acciones que hagan revivir a los pueblos. El testimonio sencillo y, a la vez profundo, que están descubriendo es la misma vida de Jesús de Nazaret.

Termino llamando la atención con algo que ya dijo John Knox en el pasado Siglo XVI: "Un hombre de Dios que camina con Dios es siempre una voz de mayoría". Y todo ello porque el hombre y la mujer, comprometidos con el Evangelio de Jesús demuestra siempre lealtad a sus principios aunque parezca que, actualmente y debido a que los medios de poder desean encubrirlo, o somos seres con madurez espiritual y nos responsabilizamos ante la cercana lejanía o nos hundimos en el abandono. La unión de los seres humanos con Dios ha pasado por muchas crisis pero hoy comienza a resurgir una nueva sociedad donde poder vivir en concordancia con los demás seres humanos permaneciendo con todos nuestros valores como guías del nuevo avivamiento humano en base a ese Dios del cual no se puede renegar porque hasta el ateísmo sabe que involucra con mayor decisión a quienes creen. En medio de la cercana lejanía muchos están encontrando el camino, buscando la verdad y descubriendo una nueva vida para sus sueños. Al menos eso es algo como para sentir que sí, que la sociedad occidental está despertando.

05 / abril / 2018

2 Comentarios

  • Clopezn

    Sin ahondar en el tema puramente espiritual,desde luego, es cierto que el mundo occidental está saturado de materialismo y tecnología y los últimos acontecimientos a escala mundial han roto la burbuja del ficticio bienestar que nos iba a llevar al nirvana, y hay un viraje generacional hacia un humanismo/moralismo/beligerancia religiosa/conciencia social... muy acusada habida cuenta de que el pragmatismo no ha conseguido dar respuesta a todas nuestras inquietudes y además ahora debemos encajar a todos aquellos que quieren participar de esa burbuja idealde la que nos hemos vanagloriado.
    Un saludo cordial

    11/04/18 12:04

  • Diesel

    Totalmente de acuerdo. Creo que una de las razones fundamentales del proceso actual en cuanto a la crisis de los valores y los principios es lo que con tanto acierto has expuesto. Saludos cordiales también para ti.

    11/04/18 09:04

Para comentar debes registrarte »
Si eres miembro inicia sesión »

Mas de Diesel

Etiquetas:

reflexiones conocimiento instrucciones pensamiento comentarios opinion