¿tristes O Alegres?

Publicado por Diesel el 15 de junio de 2015.
Uno de los mayores errores y de las más graves creencias que rayan ya en la estupidez (y perdón por lo de decir estupidez pero al pan pan y al vino vino) son las que cometen los no creyentes (ateos o dudosos porque de las dos clases hay) al ir publicando por ahí, por donde ellos pululan como cotillas y mal hablados, que nosotros (los verdaderos cristianos y las verdaderas cristianas) somos gentes tristes, gentes aburridas, gentes pesadas, gentes que no saben divertirse o incluso gentes que no sabemos nada del humor. Pues bien. Vuelvo a insistir que es uno de los mayores errores y de las más graves creencias que tienen sobre nosotros. Vamos a ver si ya se dan cuenta de sus estulticias.

En primer lugar, los cristianos y las cristianas no somos gentes sino personas; y somos personas que viven entre las gentes sin dejar nunca de ser personas. Eso para que, antes de hablar de nosotros, piensen cómo nos van a definir a nosotros. Muchos creen que somos tristes pero la realidad, demostrada en miles y miles de ocasiones, es que somos alegres. Muchos creen que somos aburridos pero la realidad, demostrada en miles y miles de ocasiones, es que somos siempre amenos tanto entre nosotros mismos como cuando estamos con los demás. Muchos creen que somos pesados pero la realidad, demostrada en miles y miles de ocasiones, es que somos siempre entretenidos. Muchos creen que nosotros no sabemos divertirnos pero la realidad, demostrada en miles y miles de ocasiones, es que acudimos a los mismos lugares de diversión que el resto de los seres humanos. Y muchos creen que nosotros no sabemos nada del humor pero la realidad, demostrada en miles y miles de ocasiones, es que escribimos y contamos chistes para gozar y hacer gozar a los demás.

Muchos creen que somos ermitaños que, o estamos aislados en alguna cueva de eremitas o nos pasamos todas nuestras vidas de rodillas, sufriendo mientras rezamos todas las 24 horas de día rosarios y más rosarios pero la realidad, demostrada en miles y miles de ocasiones, es que nosotros no rezamos sino que hablamos con Dios sin tener que ponernos de rodillas, cuando nos apetece y no cuando nos obliga nadie, y para pasarlo "en grande" hablando con Dios a través de Jesucristo y gracias a la Gracia del Espíritu Santo.

¿No será cierto que esos que dicen tales cosas de nosotros y de nosotras es que se miran en los "espejos" de sus vidas y quieren hacernos pasar a nosotros y a nosotras lo que, en el fondo, son todos ellos y todas ellas? Lo más seguro que sí. Y ahora a reflexionar antes de decir de nosotros y de nosotras tantas cantidades de idioteces. Lo que sucede, para que se enteren todos ellos y todas ellas, es que tenemos una inmensa alegría que se llama Esperanza.

3 Comentarios

  • Diesel

    Espero no haber ofendido a nadie; pero es mi libre expresión porque respeto la libre expresión de los demás.

    15/06/15 06:06

  • Kafkizoid1

    En resumen:

    "Necios ateos y agnósticos, se equivocan al difamar a los creyentes. Por el contrario de lo que pueda creerse, somos alegres, amenos, divertidos, entretenidos y bromistas. No somos ermitaños ni sufridos, sino que hablamos naturalmente con Dios cuando nos apetece, lo que nos divierte. Quienes nos difaman reflejan en nosotros sus propias experiencias. Nuestra alegría es la esperanza."

    Dentro de tu texto hay un buen tweet, sólo había que sacarlo

    15/06/15 10:06

  • Diesel

    Muchas gracias. Estoy de acuerdo con lo que dices. Si nos difaman es que, en verdad, tenemos mucho valor. Un abrazo amistoso.

    16/06/15 12:06

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Diesel