Dichosos Números

Nos hicieron creer que un número iba a calificarnos y a limitar nuestras capacidades. Que nuestra belleza sería puntuada tarde o temprano del 1 al 10 y que por supuesto cuánto más maquillaje mejor. Que tus notas representarían lo inteligente que eres, lo que te esfuerzas y lo que te mereces. Quisieron educarnos para que creyéramos que siempre que obtuviéramos un número más alto en nuestra vida mejor sería.

Y a día de hoy pienso: ¿realmente mi esfuerzo de años está valorado en un papel de unos exámenes que quién sabe que me pasó ese año, o ese día o en esta vida? ¿soy más guapa por tener más "likes" en las redes sociales y cuánto más mejor?
Muchas veces entramos en un círculo vicioso de decepción y agonía porque no alcanzamos ese número, esa nota, esa satisfacción valorada en términos numéricos que tanto deseábamos. Otras veces vemos que no somos simplemente "lo suficiente" porque no llegamos a esa altura, a esa talla o a esa belleza.

Perdonad que os diga... La belleza, la inteligencia, el amor o simplemente la vida no puede reducirse a un número, ni a miles de ellos. Hay mil cosas en este planeta que nos hacen ser únicos, que nos otorgan nuestra esencia y nuestra personalidad, y personalmente para mí, un par de números juntos no me hacen serlo.

25 / enero / 2016

Etiquetas:

Mas de Doblelopez