Ansiedad

Publicado por Eboli el 25 de enero de 2017.
Me encuentro enmarcada entre cuatro paredes que me retuercen en un estado que hace que mis manos se agrieten y bloqueen. Que mi cuello, se deforme queriendo girar trescientos sesenta grados, una y otra vez. Y cuando ya esté asquerosamente retorcido como una espiral de gominola, caer en peso muerto.
Mis ojos entonces, salidos de órbita, y uno, no se por qué, siempre se cierra más de lo normal, parpadea solo y no puedo controlar la ira.
Entonces, en ese momento, mi cuerpo está completamente tenso y repugnantemente rígido.
De mi boca, solo saldrían estornudos de nudos de pelos.
Como en un corto circuito mental mi mente, ¡poderosa mente!, me bloquea cualquier reacción coherente que me lleve de nuevo a un estado que soy capaz de controlar.
Y entonces, millones de preguntas estallan en una apocalipsis de flujos de palabras que no dicen nada pero desvelan la enmarañada de emociones incontroladas.
Hoy quiso jugar conmigo y recordarme que me queda mucho viaje para poder controlarle.

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Trasdelviento

    Eres preciosa, todos tenemos nuestros demonios que nos atormentan, que mejor que dejarlos libres para que desaparezcan!

    08/02/17 04:02

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Eboli