TusTextos.com

Ninguna Mirada... Ni Tan Siquiera de Odio...

Y aun que a veces las palabras duelan, y se claven en el corazón, son peores las miradas. A veces de felicidad, a veces de tristeza. ¿Pero que pasa cuando no las hay? Ni una sola. Ni de reojo, ni con los ojos entrecerrados cegados por el sol.
Dificil es no hablarte, pero más duele no poder darte un perdón. Que se le va a hacer, si como bien he dicho antes, ya ni me miras. Jodida vida que siempre nos hace pasar por lo peor. ¿Acaso le he echo yo algo a ella? De todo, lo sé. Pero no puedo hacer más. Soy tan solo una chica corriente. Nadie más. No tengo poderes, ni fama. Y aun que cada noche me duela más, ¿Qué puedo hacer yo? Ni idea, porque, si algun dia lo supiera, puede que encontrara ese trocito de amistad, que aun que parezca que ha desaparecido, jamás se podrá Olvidar. Porque es Imposible. No sé si me entiendes, es Imposible de Olvidar.
Elcuadernonaranja25 de diciembre de 2011