TusTextos.com

Nunca Me Quitarán mi Alma, Parte 1 (johnny)

A diferencia de mis otros textos, esté no sera tan sádico, aún así contiene palabras y escenas fuertes.
------------------------------------------------------------------------------------------------
Me dijeron inútil, fracasado, raro, loco, idiota y cosas que no prefiero decir, decidí vengarme, decidí arriesgar hasta mi propia vida para matarlos lentamente, torturarlos por lo que me hicieron pasar, soy Javier, un chico que sufre abuso sexual y bullyng.

Hoy ejecutare mi plan, empezare por Johnny, un fuerte chico de mi escuela que ama los deportes y habla sobre el tamaño de su pene todo el puto tiempo.

Acabo de llegar a su casa, con deseos de hacerlo todo inmediatamente, pero debo tener paciencia. Sus padres salieron, es mi oportunidad, ya en la puerta la fuerzo hasta lograr penetrar en el hogar de mi querida víctima, con ansías de matar subo las escaleras, hago el menor ruido posible y entro el el nicho de Johnny, lo golpeo con un bate que tiene en su habitación y me encargo de cargar su cadáver hasta mi casa, no fue sencillo, pero vivo un par de casas de este. Lo meto en el sótano, aprovechando la ausencia de mis padres.

Es medianoche, Johnny se esta despertando, el tonto se da cuenta de que esta amarrado a un poste que usan las strippers, como mi madre, apenas lo nota me pide a gritos e insultos que lo libere, pero no lo haría nunca. Me levanto de el piso en el que estaba esperando su "resurrección", lo pateo en el estómago y con un cuchillo lo hago callar
-Cállate o te corto la lengua.
-No lo harías, te conozco Javier, eres una puta asustada. Esto lo dijo casi entre sollozos.
-Te lo advertí.
Me acerque con el cuchillo en la mano y de una patada le rompí la mandíbula, soltó un grito ahogado, le abrí la boca y saqué su lengua, la corté y la puse en un recipiente con hielo. Cada vez que gritaba o por lo menos lo intentaba le cortaba un dedo y lo ponía en hielo.
-¿Sabes cuanto sufrí por tus burlas y esas veces que me violabas en el baño? Pues lo sabrás, te cortare tu preciado y pequeño pene.

Luego de decir esto reí mucho, incluso llegue a las lágrimas, pero eso no importaba en ese momento, luego habría tiempo para llorar, ahora solo debía quitarle los calzoncillos, pues dormía semi-desnudo, se lo quite y procedí a poner el cuchillo en el principio del tronco, empece a cortar, la sangre fluía y yo lloraba, nunca había estado más feliz, una vez cortado lo puse en hielo. Johnny se desangró.

Al otro día con el cuerpo quemado salí temprano a buscar a su perro, en su plato de comida puse los restos de Johnny Tapia, me reí tanto.
Elcuervonegr003 de diciembre de 2013

2 Comentarios

  • Loquillo

    Y despues?

    09/12/13 02:12

  • Ag

    Claro que si, a veces es difícil hacer justicia...pero con un cuchillo bien afilado es más fácil!

    29/01/14 12:01

Más de Elcuervonegr0