TusTextos.com

24/03/2013

Y convertido en una figura solitaria, que vaga entre distorsiones en el tiempo. Errante de los errores, error de errar.
Entre mundos distintos, donde reinan la condena y el vicio del poder.
Pestañas transparentes que hondan sobre la superficie del aire. Que dibujan pasiones secretas, y susurran llantos de amargura.
Arrugando minutos en el tiempo y haciéndolos envejecer sutilmente.
Como un loco que no sabe distinguir la realidad de los sueños.
Como verte suspirar sabiendo que ya no estas aquí…
Recuerdos que no llaman a la puerta antes de entrar en tu mente y hacerte vivir de nuevo aquella sensación.
Volver a verte aquí. Sin necesidad de mirar las fotografías que un día me prometí quemar. Verte andar con los brazos extendidos sin temor a pasar de página y saber el final que nos esperaba.
Que son figuras sin sombra, lo que surcan mis pensamientos, corren entre la oscuridad. Buscando el momento para aparecer de nuevo. De hacerte rememorar.
Rasgas el destino y brotan las lágrimas, formando un charco de lamento.
Un pozo de agua sin fondo donde huyes para desaparecer.
Donde desapareces para no volver.
Como bestias sin aliento, arañan la piel dejando un rastro. Sus dientes perforan el corazón, sus ojos hipnotizan. Sus marcas aprietan en tú pecho. Su lengua te arrastra al pasado y su beso te llama. Con el eco de fondo te incitan a bailar al son del alcohol mientras te pierdes en ti mismo.
Aguardan y te acechan. Cazadores de la noche. Cazadores de sueños. Devoradores de la felicidad.
Por que te plantas un día sin saber muy bien cual es.
Parado y perdido en tu silla del salón.
Frenas y piensas, cuando fue la última vez que volviste a sonreír…
Su risa ligada a la tuya. Sus ojos, hechizo del deseo.
Su voz, aguda en tu cabeza. Sus últimas lagrimas en tu camisa celeste.
Su despido, frío e impactante, ¿tu muerte? El sonido de la puerta al cerrarse.
Y saber que aquel cuerpo, que aquél alma, que aquella poesía que había ido guiando tus pasos llegaba al verso final.

Memorias de un Joven Escritor…
Equivocados24 de marzo de 2013
Archivado en:
pasion ruptura

Más de Equivocados