TusTextos.com

Buenos Días Febrero

“Todos los puentes están enamorados de un suicida”.

Buenos días Febrero, el aire trae calma, el viento recuerdos, el sol esta triste y la luna no sabe que hacer.
Menudo amor, aquel que tienen. Que cuando uno dice blanco… otro dice negro. Una tormentosa situación que jamás acaba. El uno por el otro, y sólo a veces, cuando la luna esta llena de amor, se queda a darle los buenos días al sol.
Buenos días Febrero.
Desde mi habitación del silencio veo bailar a la luna con las estrellas, a sonreír en cuarto menguante como la sonrisa del gato de Alicia.
Veo símbolos en la noche, y el aire trae calma. El sol esta triste, y la luna no sabe que hacer.
Te llamaba loca por chillarle al cielo, loca; Por quedarte fumando el cigarrillo del adiós en la ventana más cercana a la puerta de la habitación, pensando que no te veía llorar.
Oxidado, así decías que estaba nuestro amor, que se nos había apagado de no mirar a las estrellas. De no luchar por vernos sonreír, de no reír por vernos luchar.
Así que gastabas tus lágrimas mirando arriba, con la boquilla de un Chester en tus labios, teniendo celos del sol y la luna.
Buenos días Febrero.
Hoy el aire ruge, ladra, maúlla, grazna y chilla por encima de los truenos. No hay nubes en el norte, ni lluvia por el sur. Sólo ruido en mi corazón y una boquilla maloliente de un tabaco barato en el cenicero.
Mezclo la nostalgia en un cóctel explosivo. Juego a desentenderme y fumo, fumo inhalando el veneno y no soy capaz de gritar auxilio.
Te fuiste sin esperar a que amaneciera, dejándome sólo y en silencio. Atado a la ventana dónde dabas los buenos días con el sabor de la sal en tus mejillas.
Ahora ya no estas, y me despido de Febrero.
Y por fin entiendo que tú eras el triste sol y yo, la estupida luna.

Memorias De Un Joven Escritor.
Equivocados04 de febrero de 2016

Lo recomiendan

Más de Equivocados