TusTextos

Ciudad Sin Nombre

“No hay orden en el caos”

Buenas noches desde la ciudad sin nombre, dónde miles de colores de luces fluorescentes no nos dejan ver mas allá de lo que no queremos ver.
Buenas noches desde la ciudad del alcohol, la mafia, la corrupción, el deseo, y el resto de pecados capitales.
El mundo de ahí afuera es demasiado ruidoso, con sus alarmas, sus ambulancias, los mil ojos de la sociedad que te persiguen a cada paso, y sus sonrisas huecas.
Pero hoy no importa nada de eso, ni siquiera me hace falta hacerte el amor en una hoja en blanco con plumas a medias tintas. Hoy estamos entre nunca y siempre, en una habitación donde aprendimos a amarnos hace mucho.
Hoy no se trata ni de ti ni de mí, sino de hablar de nosotros. De los besos que te he dado con cada letra de mis cartas.
Hoy vuelves a mí, como el asesino que siempre vuelve al lugar del crimen. Inquieta e insegura, expectante e indecisa. Pero con sangre en tus manos.
Somos el desastre que la sociedad ha querido que seamos. Que el destino quiso unir, aún sabiendo que somos sin ser.
Aún sabiendo que morimos como una cerilla, al prendernos fuego mutuamente, sin impedir que nos acabemos fumando entre caladas de suspiros.
La antitesis de dos cuerpos sin sentido, con demasiado eco en nuestras almas.
Nadie nos enseñó a como amarnos, y aún así aprendimos de la peor manera.
Por eso aunque el mundo este ruidoso ahí afuera, y yo tenga preparado mi silla del suicidio…
Recuerda que aprendimos a amarnos odiándonos, entre besos sin sentido.

Memorias De Un Joven Escritor.


Equivocados10 de mayo de 2015

Más de Equivocados