TusTextos.com

El Caos

Soy de los que necesitan un poco de caos en la vida para sentirse vivo. Y que mejor que el desorden y la lujuria para dar rienda suelta.
A ti, que te veo de lejos y te siento tan cerca. Para ti, que me robas mis sueños en las noches más oscuras, regalándome ojeras rosáceas en las mañanas.
A ti, que nos hablamos con los ojos todo lo que no nos decimos con los labios. Voy a redactarte pedacito a pedacito lo que haría con tu cuerpo en una noche.
Si me abalanzo sobre ti no trates de huir, no habrá donde correr o esconderse.
Empezaré por vendarte los ojos, para que pierdas el control. Me oirás acercarme sin rozarte y tocarte sin olerme. Y es que soy tan sádico que me gusta jugar con mis victimas. Y aunque no me guste mancharme de sangre, me pedirás tu muerte antes de que acabe. Porque créeme que cuando empiece a besarte por tus caderas desnudas no habrá nadie para salvarte.
Pararé, cuando más besos necesites. Y te besaré, cuando menos te lo esperes. Sonreiré sin que me veas, y haré caminos con los lunares que me vayas enseñando.
Si tu fuego me quema, arderé contigo en silencio. Y morderé los hilos de tus muñecas, para que te desinhibas como nunca.
Si me dejas, morderé tu cintura hasta llegar a tu cuello. Y desde allí te acariciaré la espalda hasta verte desnuda.
Con la piel de gallina no por frío. Sino por contacto. Y me pedirás que te mate. Porque pararé a buscar el hielo.
Lo pasaré por tu cuerpo derritiéndolo, mientras que con tus gemidos derrites mi alma.
Y a mis colmillos les hacen falta carne. Así que morderé tu cuello, hasta verte suspirar.
Te quitaré la venda. Para que nuestros ojos se hablen sin decirnos nada.
Y te haré el amor sin hablar.
Porque ya sabemos lo que queremos. Solo un poco de caos en nuestro orden.

Memorias De Un Joven Escritor.
EquivocadosPublicado el 23 de enero de 2015
Archivado en besos pasion lujuria

Más de Equivocados