TusTextos.com

Hielo

Con la vista un poco más cansada y unos años de más, exhalo las últimas caladas del cigarro que sostengo entre mis dedos. El vaho que desprende mi respiración por tener la ventana abierta en invierno se mezcla con el sabor de la nicotina de mis venas. Ya no distingo cual es cada humo. Respiro, mirando a través de los copos de nieve que caen dibujando formas.
Me acerco más aún a la ventana, tiro las últimas cenizas de lo que parece un cigarro interminable y lanzo la colilla mirando al cielo, con la mala suerte de que me cae un copo de nieve, removiendo mí estomago como una apisonadora. Recuerdos.
No crees, ¿que es lo suficientemente raro que una canción, una nube, un banco o un copo de nieve impactando contra mis manos puedan evocar un recuerdo tan nítido como el que me dejaste?
Eran días dulces, pues estábamos juntos. Quizás por querer olvidarte ya no recuerde tus ojos, quizás por querer olvidarte me odie a mí misma por no recordar tus besos, ni como me mirabas después de llevarme al cielo cada noche.
Pero recuerdo tus gélidas manos sobre el contorno de mi cuerpo. Es algo que me estremece, conocías donde rozarme para que con un dedo de tus frías manos electrocutaras cada célula de mi cuerpo y erizaras mis vellos.
Entonces cerraron la ventana de un golpe y miré a través de ella, vi tu reflejo sobre ella, sonriendo y besándome aquellas partes del cuerpo ocultas por la ropa. Advertí que me tocaban el vientre y note el calor de sus manos. Entonces vi su reflejo en la ventana y se me escapó una de esas lágrimas silenciosas que te parten el alma.
Ya no eras tú quién me acariciaba con esos helados dedos, ya no eras tú quién me levantaba con besos. Me limpié los ojos y mire a través de los copos de nieve.
Quizás estés ahora en otra ventana erizando los vellos de otra, mientras recuerdas cada parte de mí.

Memorias de Un Joven Escritor.
Equivocados30 de diciembre de 2013

1 Comentarios

  • Mateo

    A veces intentamos olvidar todo aquello que nos hizo felices...sentimientos de vida amor y pasión....queremos olvidar para no dañarnos más...pero ese recuerdo sigue vive en nosotros....en todos los poros de nuestra piel ..en cada parte de nuestro ser...y basta una reacción de algo que recuerde lo que sentimos tiempo atras para que se desencadene la reacción de sentimientos y sensaciones que aún viven en nosotros por mucho que lo queramos olvidar y no pensar en ello....ellos siempre vuelven porque no se fueron....este sentimiento me lo has trasmitido tu a traves de este texto...nada frío...pero si bonito...gracias ...

    01/01/14 07:01

Más de Equivocados