Nuevo Teorema de la Gravedad

Publicado por Equivocados el 06 de agosto de 2017.
"No solo volábamos en círculos, a veces jugábamos a ser perfectos".

Caímos sin hacer caso a los principios de la gravedad, sin que nos importara el daño que nos provocara rodar por el universo de nuestra cama.

Le dimos la patada a las leyes de Newton y descubrimos por nuestra cuenta eso de:

La teoría de la aceleración de los cuerpos.

Esa que explota sin avisar en el paladar de tu boca y continúa por debajo de tus modales y que por más peligrosa que sea, nosotros tendíamos a ejercerla.

Caímos, en el vértice de un círculo y dimos giros en cuadrados por una línea recta, guiados por copas de alcohol con más grados que dos ángulos llenos.

Con el otoño de por medio, entre mi invierno y tu verano, entre mi tono frío y azul pálido y tu rojo intenso de labios, pasó la primavera sin avisar y nos pilló completamente desnudos.

Y mientras caíamos, yo me iba acercando a ti, como el compás del tiempo en un ir y venir de sensaciones, buscando vestir relojes de mano para desnudar segundos de gravedad.

Porque nosotros éramos amantes jugando a no querernos en silencio, o eso era lo que me gustaba pensar cuando nadábamos en charcos de lujuria en nuestros días sin fecha.

Y ahora, al saber que te fuiste borrando tus huellas, uso reloj de bolsillo para no quemarme con tu recuerdo y tiendo a girarme sobre mis pasos para ver si estás ahí.

Para ver si aún queda algo de nuestro Teorema de la aceleración de los cuerpos.

Memorias de un Joven Escritor.
Instagram: @Saaul91

Lo recomiendan

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Equivocados