TusTextos.com

Peces

"No importa lo ancho del mar. Al final el cuerpo, siempre se acaba hundiéndo."

Lo difícil es coincidir. Eso me lo enseñaron las largas noches de juegos de mesa, con unas copitas de un agua destilada llena de sabores fuertes y arrogantes. Dónde teníamos que coincidir, al ritmo de la cuenta de tres, dos, uno. En una materia cualquiera.
Si yo dijese amor, como materia. Quizás en ti, te llegase a la mente una palabra estrafalaria e imperfecta. Que tratase de explicar qué es. O quizás te vengan a la cabeza unos labios, con una cara y un nombre y que con algo de suerte, decirlo en mayúsculas y al aire no te duela. Y para muchos… Para muchos nos vendrán recuerdos.
Nos perdimos, cómo el huérfano se hace huérfano, sin saberlo hasta que es demasiado tarde.
Nos perdimos sin tratar de buscar el norte.
Dejamos los besos que prometimos para mañana anclados en un futuro de papel, en un mar de hojas blancas y sin tinta para escribir. Y los besos, los de pasado mañana. En modo espera.
Cómo un vuelo que despega sin rumbo y con una carga limitada de gasolina, sin pasajeros y sin miras de salida.
Éramos trinitrolueno, porque decir pólvora nos hace demasiado vulgares.
Así que le echamos agua por encima, y nos hundimos. Porque no sabemos nadar sin sacar nuestra mierda por la boca.
Nos hundimos, mientras vemos flotar el orgullo, y las mil direcciones que podríamos haber tomado.
Si sólo fuésemos peces en el agua, tratando de sobrevivir…
Qué difícil es hacernos coincidir. Sólo me acuerdo, que estábamos de acuerdo cuando estábamos callados. Con los ojos cerrados, y con un insuficiente espacio entre nosotros.
Hablo de cuando nos besábamos, no por amor, porque esa palabra esta prohibida. Cuando nos besábamos por miedo a perdernos.
Y es irónico que si fuéramos peces, en mitad de una jungla prohibida. Iríamos de la mano buscando oxigeno.
Y a eso es a lo máximo que podemos aspirar. A imaginarnos en una situación distinta, en la que no me ahogo en un mar de recuerdos.
Y en la que tú tratas de coincidir conmigo.

Memorias De Un Joven Escritor.
EquivocadosPublicado el 16 de mayo de 2015
Archivado en amor sentimientos sonrisas locura equivocaciones

Más de Equivocados