TusTextos.com

Sin Edulcorar

"El silencio es parte del compromiso"

Nos encanta follarnos con la mirada. Incendiarnos, al rozarnos sutilmente delante de todos, sin que se den cuenta de que por dentro nos estamos consumiendo. Llegar al orgasmo, con la sonrisa del otro.
Dos pestañeos son suficientes para querer amarrarte por la cintura, y sí te tiras del pelo, no te cuento lo que soñé anoche…
Separarnos nos duele casi igual que vernos y no poder estar juntos.
Nosotros, que nos encanta rodar por la arena sin echar el freno de mano. Acabamos perdidos en mareas misteriosas, donde las olas nos llevan mar adentro.
Y la resaca de por la mañana es más divertida si me levanto pensando en ti.
Lo nuestro es de dejarse llevar, y ver cuantas victimas van cayendo. Que tirarnos de un rascacielos esta demasiado obsoleto. Y, sí eso creen que es una emoción fuerte. Que vengan a ver como nos miramos, sin paracaídas o frenos. O manguitos que nos salven de una tormenta. Tenemos la esperanza de que el mundo acabe mañana, así nuestros pecados no nos pesaran tanto como para besar el suelo.
Cargamos la pistola con una sola bala, y nos turnamos a dispararnos prometiendo que no nos hará daño.
Un disparo, y ninguno de los dos nos atrevemos a mirar si hay sangre. Sólo cargamos de nuevo el arma, y jugamos de nuevo. Apuntándonos a la cara.
Sabiendo que en algún momento nos explotará, y moriremos mar adentro. Con los pulmones hinchados y los brazos cansados de nadar. Con dos sonrisas enfrentadas en medio del silencio.
Sin edulcorar, la hipocresía nos va enseñando el camino, y tu ropa me va guiando el destino.
Y de lejos oímos el disparo de una bala. Aunque estamos demasiado ocupados haciéndonos el amor como para preocuparnos por eso.

Memorias De Un Joven Escritor.
EquivocadosPublicado el 04 de junio de 2015
Archivado en amor sexo sentimientos sonrisas locura equivocaciones

Más de Equivocados