TusTextos

Volviste Cap 8º

http://saauljesus.blogspot.com.es/

Casi todas las luces de la casa estaban apagadas, algunas tintineaban en algún que otro cuarto olvidado por el tiempo.
Liam subió cabizbajo por las escaleras que le separaban de su habitación. No se paró en observar la lámpara tan majestuosa que sobresalía del techo, ni tampoco en penar el posible precio que podrían tener la mitad de aquellos cuadros grandes que caían desde el techo y casi rozaban el suelo colgados a ambos lados de la escalera. Ni siquiera en el brillo que despedían los tablones de madera que sus Vans hacían crujir lentamente.
Sus hombros estaban echados hacia delante, y su cara denotaba cansancio y sueño, parecía que había envejecido de golpe cuatro años en los 20 minutos que llevaba en aquella maldita casa. La pelea con su padre no había sido demasiado “light” después de todo.
Él tenía razón en casi todo, y eso entre otras cosas le hacía estar aún más enfadado.
En resumen, la pelea había derivado en lo imprudente, necio, estupido, e incomprensible e irresponsable de su comportamiento por haber venido desde Nueva York sin avisar, y sin pedir permiso en su trabajo.

Equivocados01 de septiembre de 2012

Más de Equivocados