TusTextos.com

Duende Encantado

No eran noches comunes en aquel sitio donde la arboleda no dejaba ver el horizonte llegado el atardecer. Por la tarde lugar caluroso, en las mañanas el rocío se levantaba al compás de pájaros silvestres del lugar.

El rey de aquel paisaje tenía nombre aunque pocos eran los que lo sabían, pero solo los viejos animales lo conocían. Saldría con la luna o quizás mas tarde.

Vivía en un árbol tan alto, como imposible alcanzar su copa . Él solo él, se las ingeniaba para llegar hasta allí, sin alas que lo ayuden o escaleras, simplemente se deslizaba con tal sutilidad que era un espectáculo verlo subir o bajar.

Solo descendía para recibir a esos visitantes nocturnos en busca de paz. Poseedor de una sabiduría asombrosa, se les acercaba para calmar dolores tan profundos como difícil verlos y sentirlos. Transeúntes que llegaban luego de largas caminatas, perdidos entre tormentas silenciosas a punto de desatarse.

Era ahí donde esos pesares en extraños espíritus se transformaban en una calma momentánea cuando el duende los abrazaba extrañamente. Este pequeño gnomo otorgaba cálidas caricias sin siquiera poner sus manos en sus cuerpos. Toda la energía que consigo ocultaba,en apenas unos segundos, era transformada en bellas luces de colores que atraían a cualquier corazón golpeado para luego no ser más visto.

Esas madrugadas eran difícil de olvidar, testigos aún pronuncian anécdotas bellas y coloridas del paso del duende por el bosque, mientras siguen tratando de resolver el misterio de su desaparición.
Algunos cuentan que el extraño acontecimiento sucedió luego de que una de esas tantas almas tristes que lo visitaban, trajo consigo un espejo donde se reflejó este duende y nada más se supo de él...
Expresionesdeunanormal10 de febrero de 2020

Más de Expresionesdeunanormal