¿por Qué Sonreír?

Publicado por Fernando1000 el 18 de marzo de 2013.
(Para el grupo de adolecentes con Cancer, Sanar y el Hospital de la Misericordia)
Pequeños destellos de luz se filtraban lentamente por la ventana, se posaban sobre mi rostro mientras la fina voz de la soledad me imponía de nuevo su presencia. Cerré los ojos y mi respiración se hizo más profunda. El crujir del viento sobre los arboles atravesaba mi pecho y causaba en mi un dolor profundo. Extrañaba con fervor el soplar del viento sobre mi cara o el grato olor del silencio. Aquellas palabras aun retumbaban en mi mente y se hacían distantes como un lejano diapasón “Tienes cáncer” repetía el eco sobre mi cabeza.
Por un instante olvide todo aquello que no tenía que ver con aquellas palabras. La muerte me parecía más cercana y me sentía lleno de vació. Cerré de nuevo los ojos y mi vida se pasó frente a mí en tan solo unos instantes y maldije en el tiempo. Sobre los laberintos de mi mente había solo pocos recuerdos de felicidad y entendí que había desperdiciado los pocos años que había vivido.
Respire profundo pero un nudo en la garganta impedía pasar el suficiente aire a mis pulmones. Salí de la habitación y la risa de aquellos que también tenían la enfermedad me hizo entender que la felicidad se contagia más que la tristeza, que no valía la pena seguir desperdiciando mi vida con dolor y pudor. Ahora sonrió a diario porque sé que si algún día viera de frente a la muerte sabría que fui real mente feliz.
En este largo y profundo proceso he conocido gente maravillosa, de algunos solo queda el recuerdo de una hermosa sonrisa y es por eso que trato de luchar y mantenerme vivo, para cumplir con el sueño de muchos amigos que ya no están a mi lado. El sueño de Vivir.
Pequeños destellos de luz se filtran lentamente por mi ventana, se posan sobre mi rostro mientras la sonrisa por ver el hermoso sol de esta mañana invaden mí ser. Cierro los ojos y mi respiración es más profunda. El crujir del viento sobre los arboles me hace sentir más vivo. Pequeñas palabras retumban en mi mente y se hacen cercanas como un delgado diapasón “Todo está bien” repite el eco sobre mi cabeza.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Fernando1000