Depresión, Desarrollo y Desenlace

Aun no lo creo, estoy escribiendo esto. Tal vez y no sea tan largo. Tal vez y todo acabe rápido o no. Es difícil levantarte todos los días decirte palabras de aliento y al instante ver como tus ganas de seguir adelante se desploman en un abrir y cerrar de ojos. ¿Que si es mi culpa? Pues creo fielmente que sí. No debería quejarme, tengo todo lo necesario para vivir bien. Pero esto es más fuerte que yo, mucho más fuerte. La idea de acabar con mi vida me ha rondado la cabeza muy seguida en estas semanas. Las ganas de llegar a lo que soñaba se me han ido. Mi motivación desapareció. Sentirme como una carga es pan de cada día. Las fuerzas para continuar prácticamente se esfumaron.
Para quien lo lea. La vida es tan breve que acortarla más a mano propia es una estupidez y tal vez digas -este tipo está loco- No creo que la locura lleve a las personas a suicidarse. Es algo más, algo por lo que todos pasamos y muchos lo superan y otros pocos, como yo, irónicamente, mueren en el intento. La forma en la que lo haré no la he definido pero me gustaría que sea rápido y sin dolor. Sería injusto seguir sufriendo. ¿Qué me hizo llegar a esto? Muchos años de desilusiones. Muchas puertas cerradas. Muchos amores y amigos fallidos. La lista puede continuar. Ahora me doy cuenta que callar no siempre es bueno, de que no llorar no te hace más fuerte. Cuanta oscuridad escondida debajo de una sonrisa tal vez y sea la alegría de que todo va a terminar. Cuanto miedo al filo de este balcón&

14 / octubre / 2017

Etiquetas:

Mas de Frank