TusTextos.com

El Cuerpo

EL CUERPO

Caminaba sigilosamente por la calle, mientras un movimiento casi imperceptible de su cuerpo es percatado por la multitud silenciosa, como una leve vibración sentimental. Nunca antes había sentido algo semejante. A medida que continuaba su marcha, la agitación fue tomando fuerza, a tal punto que su cuerpo se movía por sí solo, como queriéndose escapar de algo. Se sintió intimidado por las atentas miradas, que como pequeños reflectores, seguían su desplazamiento por la calzada, estupefactas ante semejante espectáculo.
Cuando éste fenómeno concluyó, pudo observarse a sí mismo, y sentir por fin que su cuerpo volvía a la normalidad; el alivio fue tremendo, hasta que se dio cuenta que lo observaba desde tres metros de distancia.
Gabrielfalconi24 de junio de 2016
Archivado en:
cuento

Más de Gabrielfalconi