TusTextos.com

Amor de Ensueño

Ya profundamente dormido se me apareció en sueños una hermosísima chica de cabellos largos y dorados, con una cara perfectamente contorneada que en armonía con su cuerpo, la convertía a mis ojos, en toda una diosa. Sus hechizantes y oscuros ojos pardos me invitaban a adentrarte en lo más profundo de su ser, dónde parecía guardarse algún tipo de secreto. Su nariz chata y sus piel clara parecían haber sido cubiertas por copos de nieve, pálidas y delicadas. Pero sin duda, sin duda sus labios fueron los causantes de mi locura en aquella noche, esos labios aún me parecen distorsionados por la lejanía del sueño pero todavía recuerdo su agradable sabor y su forma tan perfecta.

Decidido a disfrutar de aquel regalo que me otorgaba el sueño, fui con seguridad a robarle un beso a la bella joven, que sin pensarlo dos veces lo aceptó sin reparos. Recuerdo aquel largo beso que me di con ella, nuestros labios, candentes al rozarse, parecieron fundirse el uno con el otro y crear una armonía de sabores cálidos que recordaban a la templanza de un atardecer. Nuestras lenguas jugueteaban intranquilas dentro de su boca y yo sentí como le abría mi alma y todos mis pensamientos desde lo más adentro de mí, eso me hizo sentir vulnerable en algunos momentos pero pronto me calmó su tierno hálito recorriendo todo mi interior.

Con un sincero abrazo acabó todo aquel despertar de sensaciones. Y en aquel acercamiento, pude sentir durante unos segundos el latir de su pecho, hipnotizante hasta el último momento, trascendió en mis recuerdos hasta este momento en el que lo escribo. Me despedí de ella, de su dulce rostro y su tierno corazón. Antes de poder decirle nada más me desperté de imprevisto y no pude evitar entristecerme al saber que no la volvería a ver nunca más.

Eisman
Geniote26 de julio de 2016
Archivado en:
chica beso amor

Más de Geniote