TusTextos.com

(feliz Año Nuevo Mamá) Desentendidos, Neoliberales, Fascistas Del Imperio y Desentendidos Nuevamente

Testigos presenciales del sin fin antes de la linea de horizonte y un poco más allá de la imaginación, un sin fin de notas en las que todo comienza a arder tan cálido.

Testigos oculares de algunos ciertos paises sometidos en el yugo del peligro como nación, como economía, productividad y avance poblacional: las únicas concepciones valederas envueltas en la tormenta de nuestras almas. Tan relativo.

Tan reactivo, nadar en la continuidad del engaño brujo del aire acondicionado, cuando acaba por hacernos desconocer el clima de la calle, del clima de los cielos, de la herrabunda maquinaria metálica de respiraciones oxigenadas.
Porque no es que no conociera esa sensación, de hacer saltar alucinar y suceder las cosas mecánicamente meses y meses (algo hay que hacer) para que más tarde llegue la eyaculación biblica de la navidad y el fin de año que le enseñaremos a nuestros hijos y que es eso, una eyaculación.

No es que después de eso jamás haya disfrutado cual Su Majestad de los meses vacacionarios subsiguientes, ni que no haya lo grado ser feliz en el olvido del descontento y el simplismo aventurero que amo. No. Venero mi dios personal, y divulgo otro dios social distinto, que tal vez enmarque al primero, o no. Cohesión compleja, en muchas ocaciones fracaso.

Testigos desde todos los ángulos, se captó lo que se quiso captar, durmieron los que tenían sueño, aumentó el precio del chocolate y apuesto a que nos sentimos más unidos a causa de la fecha. Apuesto...

A que las notas cambiará sólo en la superficie. Suciedad de la guitarra se fragmenta en lentitud de una deficiencia extrema diseñada para incautos. Puedo obedecer tranquilo a la verdad de que sigo acá sentado porque todavía no vislumbré entre niebla un solo cuerpo anónimo con enbanderando la verdad que también cargo yo. Vivo sentado, es posible que gane más asi.

Pero el hombre es una abeja, una hormiga y es un tren todo infranqueablemente junto, como la fuerza más poderosa y el delirio de las épocas. Como los desayunos tardíos tan ricos...

Qué enfermedad supuso la variable entre humanidad sana y humanidad enferma, qué la revirtió y por cuánto tiempo... No se, no se nada.

Paralelamente, recuerdo que se ciertas cosas, conozco un puñado de herramientas para narrar más prolijamente; sin embargo demasiado me sucede que prefiero deliberadamente escribir mal, o lejos de lo que las academias dictan, del dictador al dictado... Es una especie de semejanza en todos pero con personalidades, y sabemos ya cómo es que son éstas...

La agonía de las modas y las costumbres, lo que se vuelve chiste, cómo es que llegó a ser tan gracioso aunque verdadero, cómo... Que manera de reir, encendamos ya...

Complejamente, se prevee para el futuro el ausentismo de las guerras y la unanimidad espritual entre los seres, el equilibrio del que hablaba... alguno solía hablar de aquello. Unanimidad espiritual, conceptos propios del engaño que provocan oleadas ácidas. No debemos creerlas, no es necesario creer nada. Pero es necesario el vómito en ocaciones, es necesario el fuego, y la vanidad abraza todas las piernas que comprenden lo que es caminar. A veces vomitar es imprescindible.

Confío una mierda en las personas, no por nada se me enrojecen las posaderas y ardo en calamidades inquietas de medianoche: muero por hacer algo; muero. Y por décima, decimoquinta vez desde el primer uso de mi conciencia y el conociemiento de las etapas, se pasan de largo echando humo largo al cielo los largos cerebros con los mismos deseos entre las personas, pétalos y réplicas ilusionadas, la auténtica depresión de un bosque que no deja ver el horizonte, el árbol que no deja ver el bosqe, de los ojos que prohiben ver árboles y apreciar más que las cortezas. De la mente que clausura los ojos. La variación de lo mismo multiplicada por mil, hártense, son las mejores canciones de nuestra época, recordando ríos verdes, añorando aguas negruzcas en arrollos fáciles, lineas horizontales drásticas que inventamos con premeditación.

Esperemos. Algo viene, algo buscamos y todavía, para nuestra suerte, algo hay. Pero vea, es esto lo que hemos ganado a través de los años con la complacencia. Las noches, muchísimas noches, y felicidades ocasionales a la mitad de algún ecrito. Dos felicidades juntas. No se si podremos más, en última instancia, en consuelo infito, queda la idea de que fue lo mejor que logramos hacer.

Estos pueblos que elevan cometas para recibir el rayo y desestiman la intromisión del loco, que inventan las leyes cósmicas al tiempo que son infieles de pensamiento y cuerpo, estas aglomeraciones de carnes haciendo la postal de un verano sin tinieblas, la quemazón estelar y la arboleda descolorida, no son más que el pasajero. Eso, y todos lo años que me quedan. Eso y el gusto de quedarme sólo en casa. Eso y la fruta.

Una serpiente revolotea distraída en la pantalla de la televisión, obra del mismísimo santo que la apaleó.
Feliz año nuevo mamá, no se qué decirte...
Gentio30 de diciembre de 2011

4 Comentarios

  • Asun

    Desde luego tu cabeza me recuerda a una fábrica de ideas, una detrás de otra, venga a pensar... me pareces todo un filósofo.
    Pero la última frase, te baja a la tierra, aunque con todo lo que se te ocurre y a tu madre no sabes que decirle? Como sois los hijos, pues no le digas nada solo dale un beso y ella ya lo entenderá todo.
    Feliz Año Nuevo, Gentio y no vayas a enfadarte por mi comentario, es que como soy madre también...
    Besitos.

    30/12/11 10:12

  • Gentio

    Ahhh entonces entenderás Asun que a veces uno ve a su madre y el rostro del sacrificio es tal, tal, que verdaderamente te quedas sin palabras. Amo a las madres, las admiro y haria toda mi obra en base a ellas. Pero prefiero quedarme sin palabras, eso demuestra más porque realmente soy un charlatan nato. Agradezco mucho tu comentario y espero desde mi rincon que tu año tenga un final de lo más plácido. Mis cariños Madre :)

    31/12/11 03:12

  • Libelle

    Di que la quieres ,Feliz año

    31/12/11 06:12

  • Gentio

    feliz año próximo, que prosperes más allá de tu vista y memoria :D

    31/12/11 06:12

Más de Gentio