TusTextos.com

Silencios

… sellaron mis labios, sentí que había retrocedido lo suficiente para no seguir en el camino, hasta maquine una estrategia para sobrellevar la situación, tropecé nuevamente, había caído en un peñasco y desde allí me arrastre hasta encontrar la huella, mis fuerzas eran escasas pero había una necesidad interior que fortalecía mis huesos, el sol del medio día abatía mi cabeza, me sumergí en un mar de desilusiones, hasta llegar a ver aquel nuevo atardecer que me encontró reposando junto con las flores silvestres de aquella pradera…



Guito Alcaraz
10 de mayo de 2016

Más de Guitoalcaraz