TusTextos.com

SupersticiÒn.

Subìa lentamente los peldaños de la escalera que conduce a mi oficina,cuando levantè la vista y alli estaba,recostado a la pared,indiferente a cuanto ocurrìa a su alrededor.
Era negro,muy negro,màs que el azabache,y de ojos tornasolados,cambiantes entre azul,amarillo y esmeralda.
Entonces recordè todos los cuentos,consejas y leyendas que habìa escuchado desde niño y que hacìan referencia a la mala suerte que representaba tropezarse con un gato negro.
Nunca he creìdo en esas ignorancias y sonriendo malèvolamente mirè al inocente gato y le gritè a todo pulmòn:NO CREO EN SUPERSTICIONES,y crucè a su lado despectivamente.
YO TAMPOCO,respondiò el gato...
24 de julio de 2015

Más de Inoriseik