Reencuentro

Paseaba por la playa, hacía un día de verano estupendo, iba oyendo las olas y sintiendo la brisa del mar en la cara… es lo que más me gusta del mundo. Había niños corriendo y jugando a hacer castillos de arena, chicos y chicas riendo, parejas disfrutando de la compañía de la persona a la que quieren… en fin, iba como en una nube, soñando despierta, escuchando música en mi reproductor de mp4, cuando sin esperarlo, algo me dió en la cabeza y caí de nalgas en la orilla. Cuando miré hacia atrás venía un chico corriendo y casi muerto de la risa. Se acercó y me dijo:
-Hola, ¿estás bien? Lo… lo siento - mientras me alargaba su mano para ayudarme a que me levantara.
-Podría estar mejor…- le dije enfadada, y cuando subí la vista algo se removió en mi interior al ver de nuevo ese rostro tan conocido y añorado desde hacía tanto tiempo.
-Lo siento, estaba jugando y se me ha escapado el balón - Era Peter, un viejo amigo del que había estado enamorada toda la vida.
En seguida me ruboricé y las mejillas se me pusieron del color del carmín, el corazón se me quería salir del pecho y hasta me olvidé de cómo respirar.
-No pasa nada - gemí mientras luchaba por recordar cómo respirar.
-Oye Nora, ¿tienes algo que hacer mañana? Hace mucho que no nos vemos y he pensado que podríamos ir a tomar algo juntos… si te apetece.
-Umm, claro, dime dónde y a qué hora - No conseguí articular ni una sola palabra más, teniendo en cuenta que soy la persona más tímida que conozco.
-Entonces, ¿te viene bien a las cinco en la cafetería de la salida?
-Sí, ahí está bien, a las cinco nos vemos, hasta entonces.
-Hasta luego Nora...

No me lo podía creer, pensaba que aún seguía en las nubes. Peter había sido mi primer amor hasta que trasladaron a su padre a otra ciudad por razones de trabajo, luego no volví a saber nada más sobre él. Era un chico muy alegre y divertido, es la persona que más me ha atraído nunca. Tiene la piel clara y el pelo oscuro, sus ojos son verdes como la esmeralda y su sonrisa la más bonita que puedas imaginar. Su voz… me encanta, tan penetrante… me entran escalofríos por todo el cuerpo solo de imaginarla susurrando mi nombre. No podía parar de mirarlo mientras se alejaba corriendo con su balón asesino bajo el brazo, entonces reaccioné y pude sentir cómo mis ojos brillaban de felicidad tanto como el sol.

23 / diciembre / 2010

Etiquetas:

5 Comentarios

  • Paquitah

    Dios mio, de mi vida...
    Me encanta, espero que continues escribiendo, me ha encantado, de verdad!
    Vas a favoritos!
    Me ENCANTA!!!!!!!

    Un abrazo!

    23/12/10 03:12

  • Istarien

    Muchas gracias!! ^^ que ilu! mi primer comentario jejeje

    23/12/10 09:12

  • Abyssos

    Bueno tu estilo de narrativa, fluido y descriptivo. Un relato corto lleno de magia, esa que se da en situaciones como la que nos planteas aquí.

    Saludos y gracias por compartirlo.

    23/12/10 10:12

  • Paquitah

    Ah, BIENVENIDA :)

    26/12/10 12:12

  • Istarien

    Gracias!! ^^

    26/12/10 12:12

Mas de Istarien