TusTextos.com

Tratando de Engañar

yo sabia que siempre me estaba tratando de engañar y cuando me miraba al espejo pretendía que mi cabello fuese hermoso y cuando caían las noches siempre pensaba en lo mal que había pasado mi día y tratando de tener esperanza en que los demas dias fueran buenos pero despues de todo para mi la esperanza siempre era lo último que se perdía, realmente ya se me estaba dando igual puesto que ya me sentía deprimido todo el tiempo, solamente quería escapar y eso impedía que mi vida fuera buena porque por mas que trataba de acostumbrarme a su ausencia siempre resultaba muerto y con el pasar de los días solamente iba reviviendo poco a poco para volver a pensarlo y sentir de nuevo su ausencia y poder tratar de acostumbrarme nuevamente pero decidí apagar las luces para saber que se sentiria volver a estar en el espectaculo negro mientras todos dormian, recuerdo que cuando tenia 10 años yo solía jugar con los niños de abajo y mi casa era un primer piso, en los tiempos negros tomaba mi bolígrafo y escribia sobre mi gran pared lo que sucedía, no importaba si perdía mi tiempo igual soy como una columna frágil , los niños de abajo me decían que mis creadores están en camino, ellos me describian como era era aquel lugarcito por el cual tenían que pasar, ellos se demoran por que las pesadas cadenas y heridas les impedían cruzar, la verdad no me importaba solo los quería palpar y sabia que en la oscuridad conocería a mis creadores.

cada vez apagaba las luces yo solía alejarme en silencio de los entes que me rodeaban, digo entes por que al igual que yo estábamos vacíos, tan vacíos como la baraja de cartas que tiene el perdedor en el juego de azar, tan vacíos estabamos como la jarra que habita en el desierto, tan vacíos estábamos como los besos de los amados infelices; así de vacíos estábamos, a la medida que me alejaba de ellos el hermoso salón blanco color sangre se iba desvaneciendo y con cada pasito mio las melodías de los pobres delirantes se iban haciendo mas y mas y cada vez mas fuertes, hasta que el saloncillo se convertía en una tenue combinación de colores fuertes en la gran carpa obscura, la silleteria se iba encarrando en una magnífica perfección y el escenario se iba organizando con precisión; iba caminando y caminando con melodías delirantes y muy alegres, con risas traumantes un poco transitorias y muy aberrantes, los niños dueños de las sombras de los soñadores que se quedaron sin tiempo y con sueño van llegando junto a los auxilios de los marginados.

ahora tengo 19 y la verdad es que se me hace demasiado extenuante hacer esto supongo que ya madure y que simplemente me quede en la etapa en la que te automarginabas, ahora solo me quiero enamorar pero solamente me la paso deprimido todo el tiempo y esto hace que mi vida sea realmente muy difícil y mi inconsciente siempre me lanza la pregunta todo el tiempo ¿ porque no lo intentas?.sabia que ya era lo suficientemente hermoso y que ahora tengo mi propia libreta para escribir y que ya las paredes las limpiaron y pintaron de nuevo, que ya los niños de abajo crecieron y que ya no tiene prejuicios, que el espectaculo negro había finalizado pero que aun los tiempos obscuros continuaban y si, asi es, estos tiempos siguen cuidando de mi de una manera casi traumante y aberrante pero bastante practica, estos tiempos me cuidan y aparte me enseñan a autoreponerme, hablo de autoreponerse de la forma de que tu te sanas asi mismo, es decir, que tu te haces daño psicológicamente pero tu cerebro y tu razon van tan ligadas que te repones en un dos por tres.
Jairo21 de julio de 2016

Más de Jairo