El Viaje

Publicado por Janaantosova el 10 de agosto de 2017.
No sabia ni como habia llegado hasta alli.
Pero alli estaba, a una edad sin duda adolescente o muy joven, veia las zapatillas deportivas en sus pies, mascaba chicle y jugueteaba en algun lugar en la noche. Veia unas barandillas metalicas de color blanco y rojo, era a pie de carretera, en una especie de recoveco que quedaba alli en aquellas barandillas y bajo unos grandes arboles, mas alla intuia como habia solo naturaleza.
Quizas cerca de la salida de algun tipo de local o bar de carretera.
Pero no estaba sola, habian mas personas como ella, podia recordarlo bien, estaba hablando con ellos y algunos estaban sentados en los bordillos de cemento bajo las barandillas.
Habia alguna farola encendida, aunque no estaba bien iluminado,ademas parecia que todo estaba animado,por fuera estaba bien, pero por dentro era triste y lejano, incluso amargo.
A cabo de un rato cuando parecia que se aburria, un pequeHo y viejo coche de color azul claro se paro delante de ellos. Nadie hizo caso. Solamente se fijo ella, o el? que naturaleza le habria dado esta vez el destino? Pocas veces lograba descubrirlo... debia seguir las pistas,y sobre todo tener buena memoria .
Subio al coche por la parte delantera, a la derecha del conductor. Y se acomodo para lo que sabia que seria un largo viaje.
El conductor era un hombre mayor, vestido con camisa clara y pantalon oscuro, casi calvo y con poco pelo gris, estaban hablando sobre muchas cosas, esto no podia recordarlo, pero recuerda haberlo vivido, kilometros de carretera y de bosques enormes y frondosos, verdes y hermosos, oscuros en la noche, solo iluminados por la luz de la luna, quizas durmio algun instante, unos minutos o eso le parecio, habia ya casi silencio y se conducia sin pausa, madrugaba un nuevo dia.
Bajo la luz fresca de la maHana, con las ventanillas cerradas podia ver los bosques casi sin fin extenderse a los dos lados de la carretera solitaria.
En ese momento el bosque era mas lejano y a pie de carretera se podian ver las cruces de madera, habian cientos de ellas, muchisimas,todas ordenadas una al lado de la siguiente y asi sucesivamente, hasta donde alcanzaba la vista y como linde, el bosque a lo lejos.Justo encima, el cielo azul aclarandose por momentos.
Las cruces tenian una especie de tejadillos encima tambien de madera, en el extremo superior se unian en pico hasta ambos extremos de los brazos de la cruz, formando asi un triangulo perfecto.
Pero ella no se fijo en nada de esto mientras viajaba en aquel coche,con aquel hombre, solo miraba con la vista perdida en el horizonte, no sentia miedo ni nada de eso, era como si lo conociera muy bien y supiera a donde iba voluntariamente, sentia tristeza y mucha angustia...
Solo el detalle de unos ojos propios y a la vez ajenos reflejados en el cristal de la ventanilla de aquel coche mientras amanecia.
Nada le importaba ya, el juego habia terminado, era un nuevo comienzo quizas o un triste desenlace?
A lo lejos podia ver ya como quedaba atras aquel cementerio, saludaba acercandosa cada vez mas, la cruz en la cima de la cupula de la iglesia, y en seguida unas pocas casitas rodeadas aun de vegetacion espesa.
Dejaron el coche aparcado fuera de las casitas blancas, y por alli en una de esas, una puertecilla de madera se abria y estaban dentro, cargaba una maleta y una bolsa de mano, el abrio y entro primero, era un largo pasillo de alto techo, en el que habian puertas a los dos lados. Al final del pasillo era como si alguien los recibiera, una mujer mayor vestida de colores oscuros, con su delantal,y su pelo largo y gris recogido en un moHo, su cocina de leHa encendida y la mesa puesta, decia id a dejar eso por alli y venid a comer que es tarde ya.
Se dio la vuelta, volvia por el pasillo por donde entro y se metio en una de las habitaciones de la izquierda, dentro recordo ver un sombrero de fieltro colgado de la pared y sintio una sensacion familiar.
Habia estado alli antes? No queria pensar.
Salio rapidamente y volvio a la cocina, y estaba vacia, fria, podia ver los detalles de las cortinas a juego, bordadas y con volantitos, la estanteria con el reloj encima,unos ajos colgados de la pared y la mesa blanca impecable.
La cocina de leHa apagada.
Frios azulejos blancos.
Se sentia triste? Cual era el sentido de todo aquello?
Y alli estaba, era el o ella?Era eso importante? En el mundo de los sueHos se puede ser todo, y puede pasar de todo.
Que era lo que debia recordar? Que era lo mas importante de todo? Si no era importante porque lo recordaba y ademas porque se sentia tan mal alli, pero en su ser estaba liberada de todo aquello, ajeno por completo a ella misma.
Estaba mirando a traves de los ojos de otro.
Quien eres?
Y recordaba haber vuelto atras la vista al cementerio.
Una cruz por cada alma. Quienes eran aquellos caidos? Y entonces recordo tambien como estaban a ambos lados de la carretera, era la muerte y no la vida todo aquello.
El bosque queria comerselo, tragarselo y que cayera en el olvido para siempre. Pero la mano humana se resistia a golpe de hoz.
Habia que recordar.






Lo recomiendan

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Janaantosova

  • Isabel

    100 lecturas | 0 comentarios | 1 lo recomienda
  • Ciruelo

    55 lecturas | 2 comentarios | 2 lo recomiendan
  • Nieves

    82 lecturas | 2 comentarios | 1 lo recomienda
  • El Abuelo

    47 lecturas | 0 comentarios | 2 lo recomiendan
  • A la Orilla Del Rio

    63 lecturas | 4 comentarios | 2 lo recomiendan