Exilio Voluntario I

Publicado por Janaantosova el 13 de septiembre de 2017.
No moriria por nada
solo por la misma vida.
Nadie acariciaba ya
sus manos desgastadas y endurecidas,
por el trabajo.

Solo trabajaria por si misma,
para los suyos y por ellos.
Alli estaba, nacio mujer.
Y asi seria hasta el final.

No solo los hombres cumplen su palabra.
Alli estaba para dignificar a sus ancestros.
Ellos la protegerian,
le mostrarian su camino,
a traves de sus sueHos.

Los rayos de sol otoHales, entraban por la ventana, reflejandose en el cristal de la puerta de madera.
Los pajaros cantaban, en casa en la comodidad y la prision de sus jaulas, fuera libres pero con los peligros que conlleva la libertad.
Las viejas barrerian sus portales e iriran a comprar el pan.
Alli no podia escuchar el horrible sonido de los coches.
Era la unica calle del pueblo, justo en el centro, sin asfaltar y sin canalizacion.
Las ratas grandes y ratones pequeHos campaban a sus anchas, despertandola en la noche, robando descaradamente el alpiste que recibian los pajaritos en sus jaulas.
Entraban por un agujero hecho en el adobe de una pared del pasillo.
Aun recuerda cuando invito a su hermano, que vivia en la ciudad con su bella novia, llegaron de visita en un recorrido que hacian por Europa en sus vacaciones.
Ella jamas podria permitirse algo asi. Alli habia quedado atrapada para siempre.Sin poder avanzar ni retroceder.
Se fueron al dia siguiente con mucha prisa, por el miedo que la novia de su hermano le tenia a las pequeHas ratitas que hacian sonidos de chasquidos y de roer cosas, muebles, libros...
Y ya no volvieron mas.
Tampoco le importaba demasiado, no le faltaba nadie, llevaba alli ya demasiados aHos en silencio, casi sin hablar.
Habia llegado a la conclusion de que no era tan necesario hablar, como nos han hecho creer siempre.
Quedo marcado en su corazon y en sus pensamientos - El que no comprende una mirada, jamas podra comprender una larga explicacion-
El exilio parecia cosa de otros tiempos, de otras epocas, algo que ya no podia ser ni pasarle a nadie. Pero era y estaba sucediendo. Y si ella estaba en aquella situacion, cuantos mas habria como ella? Apartados de sus familias, sus raices cortadas, sus recuerdos lejanos e inalcanzables.
No poder volver jamas. Volver? a donde? Tampoco tenia ya a donde.
Le habia pedido a Dios fervientemente que la llevase de vuelta a su verdadero hogar, alli donde tendria derecho a vivir sin que le costase la vida entera de trabajos y de prestamos.
Y asi habia llegado alli, empujada por una fuerza divina.
Sus cabellos habian crecido y se habian vuelto grises.
Sus ojos eran como pozos sin fondo, donde ni ella misma podia saber que habia en aquella mirada cansada pero llena de fuerza y de firmeza.
Solo asi habia podido llegar a ese punto.
Se habia ido, para ya no volver mas.
Y amaba ya aquella tierra, como suya propia.
De la que nacia y crecia su propio alimento y el de sus hijos.
Habia aprendido a tener apciencia y a esperar, a vivir con las estaciones y dependiendo de la propia naturaleza, dandole la parte que le correspondia.
Por eso los pajaros y las ratas se comian un cuarto de sus cosechas.
Por eso los dejaba y no intentaba quitarles la vida, ellos que ya estaban alli, antes de que ella llegara.
El otoHo estaba alli y pronto llegaria el invierno, con sus infinitos silencios y el chasquido del fuego en la estufa.
Con las heladas y las nieves, con la muerte de la tierra, para volver a dar vida y a resucitar en primavera.
Las aguas se congelarian haciendo de su amado rio, una masa informe y granizada, de color indefinido.
Ya no habrian pescadores y abandonarian las cabaHas hasta que volvieran los peces.
Ella solo recogeria patatas salvajes en sus orillas, cuando son mas grandes y mas dulces.
Ella no comia peces, pertenecian a la tierra, no era decision suya si debia matar o dejar vivir. NO MATARAS.
Eso lo llevaba grabado a fuego en su corazon. No le hagas a los demas lo que no te gusta que te hagan a ti.
Por eso se habia ido.
Podia haber elegido matar y luchar de otra manera por su pueblo. Pero porque? si nadie habia luchado por ella jamas. Queria ser egoista con las personas, no tenian nada que ver con ella. Si hubiese sido por ellos, le habrian quitado a sus hijos y a ella la habrian encerrado de por vida en una clinica mental. Ya lo habian intentado. Estuvo con las mojas una temporada.
Los regimenes politicos eran muy duros en las capas mas bajas de la sociedad.
No importaba lo moderno y avanzado que fuera todo.
En este pais tambien lo eran, pero tenia su hogar, su casa tan anhelada y ansiada.
No tendria que morir trabajando para pagarla.
No tenia miedo de que no llegara para el alquiler.
Esa era la herencia de sus antepasados.
En su pais solo podria haber vivido un tiempo con aquel dinero, pero alli tenia una pequeHa casita con jardin.
Lo habia cambiado todo por eso. Por su tiempo, que tenia mas valor que el dinero.
Algo muy en su interior le prohibia venderse, vender su tiempo por dinero.
Queria disfrutar de la vida dura y sencilla, a expensas de todo, o todo o nada.
Vivir por Dios y por lo que le habia encomendado.
Era responsable de aquel trozo de tierra y de todos los que alli vivian. Era todo o nada. Cumpliria sus obligaciones, aunque no lo hiciese perfectamente, antes de hacer el trabajo de otros, antes de cumplir con obligaciones que no eran suyas, por muy bien que pudiera cumplirlas. No era su eleccion. Cumpliria con su destino marcado. Gracias a Dios.




Lo recomiendan

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Janaantosova