La Luna En El Patio

Publicado por Janaantosova el 13 de agosto de 2017.
Nadie podia verlos a la luz de la luna menguante. Era preciosa alli arriba en el cielo violeta oscuro. Desde la buhardilla se veian los arboles que bordeaban el rio, oscuro y profundo.
La noche era fresca y eso la hacia mas bella aun, la luna se escondia a veces tras las nubes que iban pasando.
Y ellos alli tumbados en el viejo colchon, paja por todas partes, la tenia en la ropa y en el pelo.
No podia compararlo a nada en el mundo.
Un pensamiento fugaz, el dia anterior, mientras retiraba algunas montaHas de paja y de adobe, encontro una libreta, con un nombre escrito y un aHo 1958. De tapas negras de cartulina, cuando la abrio vio que estaba muy bien conservada, habian escritos ejercicios escolares y problemas matematicos resueltos.
Era del hijo de los que antes vivian alli, al morir la madre ya muy mayor, decidieron vender la casa, se creia que llevaba mas de doscientos aHos en pie, y si podia ser verdad, no habia una casa tan antigua en todo el pueblo, alli se habia quedado todo como estaba, incluso el pequeHo establo que ellos estaban reformando. Querian tener mas jardin, sabian que jamas criarian animales en un establo, asi que ya estaba en marcha toda la obra.
Una obra mas que singular, sin nadie mas que ellos dos. Se habian conocido alli, en aquel pequeHo lugar magico. Ninguno de ellos queria marcharse, aun cuando ella habia llegado casi por casualidad.
Ella creia que era intencionado del destino, del karma, que habia vuelto a resolver noseque problemas de una vida anterior, algo pendiente. Siempre se fijaba mucho en todo lo que a nadie le importaba, sin embargo no se fijaba en lo que se hubiera fijado cualquier persona, miraba los gestos, veia seHales en el viento o en las nubes del cielo.
No queria irse, no podria soportar dejar todo aquello, jamas podria volver a estar tan cerca de su amada naturaleza, tierra, agua, viento, sol, alli habia todo, y los arboles de dulces frutos...Jamas habia estado tan cerca de la tierra, solo cuando era pequeHita y se iba con su familia a la casa de su abuelita, en el pueblo, rodeada de montaHas y de cactus, las palmeras y la acequia que regaba los fertiles campos...
Alli vio por primera vez en su vida mucha cosas bellas, un campo de algodon, o los campos de naranjos y limoneros hasta donde alcanzaba la vista. Jamas volveria a ver en su vida estas cosas. Las llevaria siempre en su corazon, como un tesoro precioso.
Aqui habia visto otras cosas tambien muy hermosas, ya no podia dejarlas si podia decidir, no las dejaria jamas por voluntad propia!
El ciruelo que ocupaba mas de la mitad del patio, en las maHanas de verano lleno de pajaros, danzando en el viento, el sonido de sus ramas, las frutas cayendo al suelo y el jubilo de los pajaros. Cada dia.
Ella pensaba que aquello era su vida, no habia nada mas en el mundo, habia prometido cuidar de ese pedacito de tierra mientras viviera. No marchar, no huir, enfrentarse a todo, por ellos, por esos seres que sin ella no podrian existir, quien regaria la higuera? quien daria de comer a los perros o si no habian migas de pan y semillas o frutas, de que vivirian los pajaritos? Estaba claro que alli faltaria mucho, ellos la hecharian de menos. Viviria por ellos. El le habia prometido ayudarla, viviria tambien por el?
Amanecia ya en el horizonte. La vida no podia ser mas bella. Debia conservarlo todo tal como era, detener el tiempo mientras la luna seguiria menguando.




Lo recomiendan

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Janaantosova