TusTextos.com

Historias Del Desesperado que Vive En El Limbo.

¡JAJAJA!
Me gusta beber si y solo si el licor está dentro de mi pequeña e imprescindible cantimplora. Amo este pequeño contenedor de plata que me regaló un tío hace mucho tiempo. Beber, beber, beber. Amo beber. Me relaja llevándome a una fase de trance y meditación, para luego evolucionar a un yo increíblemente violento. Hace días desperté en un callejón, a lado de un contenedor de basura, con la cara sucia de sangre seca que deduje había salido de mi nariz. ¡JAJAJA!
No creo ser una mala persona. Y lo digo por la mirada que me echan cuando me rio cuando voy en el autobús. Tal vez si parezca algo raro. Pero es que mis recuerdos son de lo más graciosos, no puedo aguantar la carcajada, ni si quiera trato de pararla, me rio sin tapujos ni contemplaciones, pataleo y manoteo, sentado o parado, pues lo que recuerdo, sea lo que sea, es sumamente gracioso. Pero lo repito, no soy una mala persona, por lo de antes ni por alguna otra cosa. Me paseo por las calles de la ciudad contemplando cualquier cosa que me regale el tiempo. Una chica en falda, un día nublado, un perro bonito, un asiento vacío. La cantimplora no aparece hasta en la noche, cuando me transformo en un contendiente para un nobel de la paz y después a un anti-héroe temible. Y aun en ese momento, cuando soy un Batman perverso, sigo sin ser una mala persona.
He visto muchas cosas mientras he vivido. También he visto a mucha gente, y me he convencido de que cada una es totalmente diferente a cualquier otra. Pueden parecer que son todos iguales, pues a veces parece que hacen siempre las mismas cosas y que van por el mismo objetivo, y tal vez una gran parte del mundo vaya por la misma corriente, pero en realidad cada uno tiene ambiciones de diferentes niveles. Lo que quiero dejar claro, antes de que pase por las transiciones y me olvide de todo, es que aunque todos vayan hacia el mismo lado, cada persona lo hace bajo su propio criterio, y así como hay gente que quisiera tener lo que sueña, no lo quisiera de ninguna otra forma mas que trabajando por ello, y en ese ámbito también surgen vertientes de todo tipo, personas que no les gusta esforzarse, personas que solo un poco etc., etc. Yo, yo solo soy un observador, un quebrantador, un alma libre. Un vago, si les gusta, JAJAJA. Soy un -loquesea- desesperado.
23 de mayo de 2015

Más de Jaquez