TusTextos.com

Mi Verdad a Través de Los 5 Sentidos

Las partes cruciales de nuestro ser. Herramientas indispensables para alcanzar nuestra “verdadera esencia”. Sin ellos estaríamos vacíos, seríamos simplemente como un robot al que no se le ha construido para vivir y sentir, sino para “existir”.

Los sentidos son puros y a la vez vulnerables. Ya que esconden mucha sabiduría en su interior y son de por sí, muestra de algo “Incontenible” e “Inconmensurable”, una creación espectacular.

Siempre hemos pensado que lo que hay es sólo lo que nuestros sentidos pueden captar. Sin embargo existe algo que condiciona estos 5 sentidos y afecta nuestra verdadera percepción del mundo. La “causante”. Nuestra “mente”.

Sonará muy raro para algunos, pero nuestra mente es la causante de todos nuestros males y problemas. No es por su culpa. Es por el condicionamiento que ha ella sufrido a lo largo de nuestra vida. En el momento en que nacemos nuestros sentidos nacen con infinita pureza. Es a partir de allí que la sociedad y el entorno familiar que nos rodea se encargan de “Etiquetar” todo y de decir que es bueno, o malo, que es asqueroso y que huele bien. Que personas son desagradables y quienes son hermosas. Nos enseñan que sabores son mejores y cuáles no se deben probar. Y que texturas son más agradables al tacto que otras. Nos enseñan todo. Y por enseñárnoslo todo nos perjudican. Sentimos aversión o apego a las diversas sensaciones. Y nuestra mente acude en nuestra defensa y refuerza más la manera de ver las cosas que nos han enseñado.

Perdemos así nuestra pureza natal. Comenzamos a clasificar todo: “Uy mira, que feo es éste” o “que hermoso este paisaje” pero “que horrible este basurero, que feo huele”. No apreciamos todo como verdaderamente es. Sin apegos o juicios. No apreciamos la verdadera esencia de cada cosa. Lo que no se quiere sentir se ignora o se rechaza. Nos convertimos en los jueces del mundo. En vez de: Los “apreciadores” del mundo, que ven las cosas como realmente son. Esencia pura.

Parece mentira, pero nuestros sentidos se ven tergiversados desde el momento en que comenzamos a “aprender”. Nuestra mente a su vez dado el condicionamiento exterior, empieza a crear sus propios aromas, colores, y olores buenos; comienza a etiquetar el resto como inaceptable y produce una aversión inmediata. Cada quien aprecia la grandeza donde la quiere ver su mente.

Es allí cuando perdemos la pureza y nuestros sentidos solo captan lo que nuestra mente quiere sentir. Pero no es su culpa, ella cree que lo que hace está muy bien, y con ello nos está ayudando a ser felices; porque eso es lo que queremos.

Los sentidos son un puente en la búsqueda de nuestra Verdad. No hacen falta mayores cosas. Solo hace falta que de verdad vivamos el “momento presente” con una conciencia superior. Que nos situemos realmente con nuestros 5 sentidos puros y disfrutemos el momento, que apreciamos cada pequeña cosa, y veamos su verdadera utilidad y color en el “lienzo de la vida”.

Vivamos y apreciemos solo el momento presente. Lo que venga, está fuera de nuestro control así que de nada sirve planificarlo o preocuparnos. "No importa de donde venga, de que nacionalidad, color, raza, capacidad económica, sexo, religión sea. Lo que importa es lo que soy, AQUÍ y AHORA" OSHO

Cuantas veces nos quejamos de que cierto ruido o olor nos desagrada tanto hasta el punto de vomitar, amargarnos o desmayarnos. Es la mente la que te ayuda a que sigas “repeliendo” esa situación. Si no tuvieras el condicionamiento seguramente apreciarías el verdadero “sentido” de cada cosa. Y simplemente no te molestaría. No te apegarías y no lo rechazarías.

Esto es muy difícil, porque supondría combatir contra todo el condicionamiento que nuestra vida haya atravesado. Pero si definitivamente queremos mejorar, intentemos apreciar y no pensar. Porque cuando pensamos ninguna verdad o conocimiento nos puede ser transmitida sin sufrir por el “filtro” que impone nuestra mente. La mente trama todo una historia a su alrededor para mostrárnosla a su antojo. Por eso cuando dos personas están enamoradas jamás ven las cosas como realmente son sino que lo ven todo con “color de rosas”. Muchos problemas surgen por esto.

Cuantas veces, cuando nos hablan, solo escuchamos lo que queremos. Siempre vamos con una idea preconcebida de lo que queremos oír. Siempre sabiendo que es lo bueno y que es lo malo para nosotros. Jamás escuchamos a cabalidad todo y cuanto se nos dice: sin juzgar, criticar, embelesarnos, apegarnos, defendernos o atacar. En fin, jamás las cosas nos llegan exactamente como deberían, porque siempre está por delante el “Filtro-juez” de nuestra mente, que se encarga de “defendernos” contra lo que nos han “enseñado” que es malo.

Y si nos ponemos a analizar la vida, siempre se encuentra el “filtro-juez” por delante. Incluso los que lean esto, leerán lo que quieran sus mentes. Así somos.

Nuestros sentidos se encuentran empañados completamente. Por eso no hemos alcanzado la “Verdad” aun. A veces a ratos apreciamos las cosas como son, pero no logramos mantener esta Verdad. Siempre surge algo y el efecto pasa.

Mi corazón cree completamente en esto. Como ya dije en textos anteriores. No ando obligando u enseñando a nadie a que comparta este punto de vista, ni que me critique en caso de que no. No soy el juez del mundo. No decido que está bien pensar y que no. Solo digo todo lo que se me ocurre decir, sin ser “suave” con los demás. Digo lo que pienso y hago lo que digo.

Mis sentidos están comenzando a despertar. Pero es un proceso doloroso. Saber que todo el tiempo que hemos pasado en esta Tierra lo hemos prácticamente “desperdiciado”. Pero sin embargo aun muchas veces mi Filtro-juez-Ego (en mi caso) sale a relucir e intenta defenderse. Por lo menos lo detecto y cada vez va desapareciendo. Porque mi corazón así lo desea. Nadie dice que encontrar la Verdad sea fácil. “Las cumbres están allí para desafiar el valor del hombre. Cada quien decide si desea aceptar el honor de este desafío”

Lo malo y lo bueno no existe. Lo que es malo para uno, puede ser bueno para otro. Solo son distintos enfoques. Lo verdadero “malo” o “bueno” debería ser conocido como lo “contraproducente” o “indispensable” para nuestro ser y para nuestro corazón. Él si sabe que nos hace falta para “seguir adelante”

No nos apeguemos a nada. A ninguna religión, enseñanza, creencia, sonido, sabor, olor, belleza visual, o textura. Apreciemos la esencia. Apreciemos tanto el agua helada como el agua caliente. Apreciemos tanto el olor de la basura como el olor del mejor perfume. Sin juicios por delante, solo apreciando “tal y como es; no como nosotros queramos que sea”. Veamos a todos los seres por su “esencia o belleza interna”, no nos dejemos jugar “malas pasadas” por la corteza exterior. Lo más importante siempre está en el interior. Así como la semilla de cualquier fruto. Siempre se encuentra en su interior.

“Ningún árbol es feo, cada cual es bello a su manera; hay muchos tipos y cada uno es diferente”. Sucede igual con nosotros. Cada uno es modelo totalmente diferente y por lo tanto nadie nos puede decir si somos feos o bellos. Porque es “solo nuestra belleza”. Más nadie puede poseerla. Solo nos ha sido confiada a nosotros. No existe un estándar de comparación. Eso es lo bello de la Vida.” Apreciar todo como es”

Utilicemos nuestro 5 sentidos para los que nos fueron confiados. Siendo un apreciador y no un Juez.

POSTDATA: Cada quien que piense lo que quiera. Quiero que quede BIEN claro a todos los lectores. No profeso mi punto de vista. Solo comparto este texto, siempre están dirigidos a mi mismo.

Visiten el sitio web que compartimos varios miembros.

http://escritoresenlibertad.blogspot.com/
Jesusmiguel88805 de octubre de 2009

6 Comentarios

  • Wersi

    Este es uno de los mejores textos reflexivos que he leido, para pensar y tener en cuenta.

    Saludos Jesús.

    05/10/09 09:10

  • Pringas

    Gracias amigo, es un texto magnífico.
    Gastón

    05/10/09 02:10

  • Ada

    si bien lo diriges a ti , dejame decirte que entiendo de que hablas, y estoy de acuerdo, comparto tu punto de vista y se que la mente nos la vamos formando segun el estereotipo externo y no siendo solo fiel a nosotros mismos que en caso de que asi fuera seria todo muy diferente...yo llamo a eso infeccion nacemos puros y nos vamos infectando...en fin el tema da para mucho me gusta como has hecho algo diferente en cuanto a los cinco sentidos!!!


    un saludo!!!

    05/10/09 06:10

  • Alumine74

    Muy interesante tu texto, un placer leerte.
    Me ha gustado mucho
    Saludos

    05/10/09 07:10

  • Andreadelmar

    Muy buen texto Jesús y la reflexión es amplia pero fijada en la función que desde la mente le damos a los sentidos, normalmente etiquetamos todo antes de tiempo, nos predisponemos y manipulamos nuestros sentidos. Como bien dices nos fueron dados puros para que desde ellos podamos nuestras verdaderas esencias.

    Muchas gracias por tan buena reflexión!!

    05/10/09 07:10

  • Elframoso

    Directito a mis favoritos!!!!!!!

    06/10/09 01:10

Más de Jesusmiguel888