Guerra y Mar.

El sol clava sus rayos en la espuma. El cielo arropa con sus nubes al mar, ya muerto. Las rocas mantienen alta su defensa ante los inagotables ataques del aire y de la marea. El perpetuo oleaje, decidido a derribar las murallas de arena, granito a granito. Mientras, la sal y el salitre mantienen una tregua en mis labios y mi piel. Ah, y los sonidos, viejos estrategas, como saben crear la ilusión de victoria con sus gaviotas, sus olas, su viento y su silencio. Maldita sea, creo que he muerto.

12 / abril / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

5 Comentarios

  • Clopezn

    Trepidante y efímera humanización de los elementos.
    Un saludo.

    13/04/18 12:04

  • Luia

    Estupendamente representado y expresado. Te felicito.

    Saludos
    Lu

    14/04/18 07:04

  • Diegozami

    Un final, muy inesperado.

    Me gusto.

    Saludos.

    14/04/18 09:04

  • Remi

    Me encanta como lo has escrito, un texto abierto a la imaginación.
    Un saludo.

    21/04/18 08:04

  • Paulitinamente

    Me gustó haberte descubierto !!

    12/05/18 09:05

Mas de Johansebastian