TusTextos.com

Une Apparition

Agrios espejismos me acechan
Bajo el reflejo lúgubre de la luna cruel,
Deseando con avidez agónica que te deje ir, que te deje ir…
Perdido en cielos fantasmales,
Veo cómo vuela el dolor, acercándose a mi estremecimiento voraz,
A mi agitación brusca, obligándome a que me libre de ti, a que me libre de ti…

Destinos irreales se queman en mil hogueras,
Entre gritos ensordecedores,
Y viven abandonados los recuerdos que destruyen a mi luz,
Que duermen a mi fuerza.

Maldito el día que te amé
Horrible la hora que desperté.
Devórame delirante, sombra infiel,
Que morirás infinita, amarga miel…

…y sentándose a mi lado,
La sombra, triunfante, rozó mi mano trémula,
Acercando su calor a mi ser, casi inexistente,
Pronunció muda, palabras que asesinaron lentamente mi emoción:
”Llegué de los aires de la nada, sabiendo que me quieres ver morir…”
Mi voz se esfumó seca y atrozmente, la habitación fría lloraba por luz
Y el viento sucumbió ante tan terrorífico espectro.
“¿Por qué anhelas tan vívidamente mi destierro?
¿He hecho mal haciéndote mal?”
Quebróse aún más su tono grave, mientras escuchaba atónito el estruendo de una incipiente y amenazante tormenta.
Ahora el terror se enlazaba con un profundo sentimiento de libertad.
Al fin tenía frente a mí a quién tanto amé y odié…
“Eres nefasta como la peor noche, hazme libre que ya te olvidé”
Rompí duramente, desangrándome por el horror del que era preso.
La sombra jugó a no escucharme y vagó por la ahora infinita recamara.
Perdióse tras los espejos, regocijóse en las llamas de las velas muertas,
Mientras la lluvia que arreciaba se llevaba mi cordura y me ofuscaba.
Prontamente, se fijó en mis ojos, y sentí que los siglos agonizaban entre las paredes.
“¡Nunca más serás libre!”
Vomitó iracunda y perpetua, asiéndome del cuello, abismada por mi atrevimiento.
“¡Dejad los intentos de vida que no poseéis!” Grité severamente, logrando tumbarla sobre la alfombra rojo sangre;

Y me hundí en oración y meditación profundas, precisas,
Viajando con ángeles que protegían a mi alma, fielmente…
Y en la décima hora, de una noche que no recuerdo, en el mes quinto,
regresé a aquella hostil habitación, rugía la lluvia feroz, y las velas aún inundaban mi lecho, triste y vacío…

El cielo me persigue, las estrellas estáticas agudizan mi temor,
Sojuzgándome a tu olvido, a tu olvido…
Descalzo en tierras de tempestad,
Alzo mi voz prohibida para sentirme más solo que nunca…que siempre…
Y los cuervos asesinos rogándome que te aleje, que te aleje…

Echa a andar jinete escondido de la amargura
Que extrañaré tu tropel, escalón falso a la desgracia.
Vete lejos de mi frágil vida obscura,
que arrancaré de mi corazón a la espeluznante desesperanza.

Aún me agobia el recuerdo de aquella noche de delirio,
Me ronda el sonido de una palabra que pronunciase
Aquella desdichada aparición,
Y me hace temblar de rencor y miedo,
Su sentencia pesada y despreciable como un trueno…
“Volver酔

Johnny Hoyer…
Johnnyhoyer11 de marzo de 2009

5 Comentarios

  • Voltereta

    Es loable la magnanimidad con la que has tratado el poema y la construcci?n me parece perfecta, el tema buenisimo y el mensaje estupendo, ?que mas se puede decir?

    Simplemente que va a favoritos.

    Un saludo Johnny Hoyer.

    11/03/09 11:03

  • Johnnyhoyer

    Much?simas gracias Amigo Voltereta!...Es un honor q' me comente un gran escritor como t?!...
    Un gran abrazo!...
    =)

    12/03/09 12:03

  • Jyosti

    Me ha parecio un relato muy bueno.
    Lei tu despedida pero creo no ser? tu retiro.
    Vale la pena que sigas escribiendo.
    Un afectuoso saludo.

    12/03/09 12:03

  • Alumine74

    "Echa a andar jinete escondido de la amargura
    Que extra?ar? tu tropel, escal?n falso a la desgracia.
    Vete lejos de mi fr?gil vida obscura,
    que arrancar? de mi coraz?n a la espeluznante desesperanza"

    No me gusta que te vayas sabes? bueno lo respeto pero ojala te quedes o solo te tomes vacaciones :)
    Un abrazo

    12/03/09 12:03

  • Mejorana

    Eres tan infinitamente profundo que no puedo por menos que sentir seguridad y dulzura dentro de ti. Dentro de tus versos.
    No me abandones por favor.
    Te llevar? conmigo donde vaya.
    Me quedar? en el fondo de todos tus misterios.
    Mariposa inquieta que revolotear? febril y c?ndida en tus atardeceres.

    12/03/09 02:03

Más de Johnnyhoyer