TusTextos.com

Ojo por Ojo… (microrrelato)

¡Esa persona era su madre! Se frotó los ojos, pero su vieja seguía allí, inmóvil en medio de la pantalla. No se lo podía creer, su madre estaba saliendo por televisión en el Informativo de máxima audiencia del país. Pidió al camarero que subiera un poco el volumen del maldito aparato, sin ser capaz de desviar la mirada de aquel primer plano que le había dejado completamente helado. Sin embargo, lo peor estaba aún por llegar. Cuando le acercaron el micrófono, la anciana se desternillaba de risa confesando ante millones de personas su hazaña: ¡había manipulado el voto de todas las religiosas del asilo!
Juan Carlos
Jucapega196325 de mayo de 2016

Más de Jucapega1963