TusTextos.com

Socorristas (microrrelato)

Horas de calor y fatiga, horas de atención y celo ante cualquier imprevisto que pueda producirse, horas y más horas con el cuerpo en tensión y la mirada atenta, aunque escondida tras unas gafas oscuras que la protegen de un sol abrasador.

Ha empezado hoy, es su primer día de trabajo, está nerviosa, excitada; no deja de pasear, inquieta, alrededor de la piscina. Sus ojos se desplazan con velocidad desmesurada entre los pequeños que, alegres, disfrutan de sus juegos en el agua. No puede parar, aún es pronto, en unos días, cuando lo tenga todo más controlado, se relajará un poco y se sentirá mejor. De momento, el exceso de responsabilidad puede con ella.

Después de una larga y agotadora jornada, regresa a casa exhausta, sin apenas haber comido; su estómago, intranquilo, no se lo ha permitido. Su padre la besará, preguntándole cómo ha ido todo. Ella, contenta, le dirá que bien, que todo está bien, que necesita descansar; y él se dará cuenta en ese instante de que, aunque veinte años no es nada, su niña ya no es tan niña. Y pensará en aquellos días, no tan lejanos, en los que era él el que ejercía la atenta vigilancia de cada movimiento de su hija dentro del agua, como si de un socorrista se tratara.
03 de julio de 2016

Lo recomiendan

Más de Jucapega1963