Velocidad Limitada (microrrelato)

Cuando éramos jóvenes queríamos crecer deprisa, cumplir sueños como años, mirar a la vida cara a cara, probarlo todo, vivir cada segundo como si se tratase del último. Bebíamos a tragos largos y profundos lo que solo debe saborearse, devorábamos nuestro futuro en un acto de canibalismo infantil, feroz y despiadado.

Hoy, sin embargo, reprimimos cada sentimiento, cada suspiro, cada mirada que nos devuelve un triste espejo; y agarrados de la mano, paseamos muy despacio y hablamos en silencio, con cuidado, temiendo despertar aquel pasado atronador, aquel incendio de risa y llanto que se agiganta con una brizna de viento.

14 / mayo / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

5 Comentarios

  • Clopezn

    Me encanta la forma en que plasmas un sentir, una acción con dos palabras. un saludo

    14/05/18 11:05

  • Jucapega1963

    MUchas gracias. Me alegra que te guste. Saludos.

    15/05/18 12:05

  • Remi

    Que dos grandes contradicciones, con el tiempo se ralentiza todo, hasta el sentimiento.
    Está muy bien escrito, ¡me gusta!
    Un saludo Juca.

    15/05/18 06:05

  • Jucapega1963

    Gracias, Remi. Un saludo.

    15/05/18 10:05

  • Danae

    Ayyy, cuánta razón tienes! Ese canibalismo infantil ...
    Un texto que despierta recuerdos de épocas pasadas con tan pocas palabras ...
    Chapeau.
    Un gran abrazo

    20/05/18 05:05

Mas de Jucapega1963