TusTextos.com

Seiko 3000 - Capítulo 101 - y Las Nuevas Amenazas

Carlos recibió un curioso informe de la última situación de los Aimier.
Por lo visto se les perdía la pista en el Mar Central, cerca de las islas más alejadas de Balcania. Un mes después de que su primer informe semanal dijera lo mismo pensó en dar pasar un tiempo hasta que volvieran a dar signos de vida.
Pero pasó un largo mes y seguía sin tener novedades de los fugitivos.
Estaba en Ínsula cuando le remitieron el último informe de los cazadores diseminados de Balcania y reclutados por la Fuerza. Con Ujier y Gabriel muertos, tan solo contaba con Inés van Utter a su servicio directo. Los cazadores del equipo de Gabriel se habían desperdigado a la orden de la hija del director de la COGESEK.
Una vez desvinculada de los Almindrens y despedida del equipo Deovosio, contaba con más tiempo a favor de su actual “jefe”
Aunque Carlos bien tenía otras preocupaciones que requerían su atención. Tras que el gobierno neo-Aimier derrocase a los Sly en Abril, este verano la gran mayoría de su flota armada estaba fondeada en Roberta. Hacían simulacros navales cada dos por tres y a pesar de estar en su despacho, a unos pocos kilómetros del sur del pueblo y la costa, se oían el estruendo de los cañones y explosiones.
Expulsado del consejo asesor del presidente Kastor, por ser ustul, su familia solo podía hospedarse en la finca donde estaba y en la sede de la COGESEK.
Ramber había prohibido la entrada a edificios oficiales y militares a los miembros ustules que a principios de año bien eran una familia respetada y a tener en cuenta en el país.
Ahora, se habían convertido en repudiados y muchos de ellos huyeron a Balcania, cerca de Admenistrion Central donde tenían alguna influencia política más prometedora. Exiliados por ostracismo, unos pocos se refugiaron en colonias cercanas de Jamber y Yastrai, únicos feudos con amigos de los ustules como los Olocia.
Por no hablar de la COGESEK, que seguía esperando en su sede global de Yastrai un fallo judicial favorable en el juicio que tenía lugar en Admenistrion. Faltaban pocas semanas para que se pronunciase el viejo consejo judicial tras deliberar los numerosos recursos a favor y en contra de instaurar el Seiko en Balcania gracias a los medios monopolistas de COGESEK.
Carlos estaba preocupado porque la situación se había vuelto tensa en las regiones de Ossos, Camos y Nhotrolo. Aparte de que los consejos tribales de la primera y la última se habían posicionado en contra de la instauración del Seiko en sus tierras, el sí de la región central de Camos produjo malestar en sus islas vecinas.
Camos se vinculaba a una sociedad jerarquizada y profundamente basada en el trabajo duro y tedioso. Hablando en plata, una sociedad comunista de hoy en día. Por más inconvenientes que eso causara en una sociedad abiertamente comercial y amistosa como la Balcanesa o la Ramberiana, los ustules tenían cierta afinidad con ellos y seguían siendo sus “padrinos”
Que fuera expulsada la familia ustul de Ramber no hizo sino aumentar las sospechas de que ese vínculo fuera tan perverso como lo sucedido en la crisis de Sam Fadyd y los Arcángeles.
Ganaban enemigos y perdían credibilidad al igual que los Aimier cuando eran los propios ustules los que ganaban el afecto de la gente.
Su padre estaba perdido por los mares del mundo, dejándose ver de cuando en cuando en habitaciones ocultas y secretas que disponía la COGESEK en Yastrai para saber cómo iba todo. No vio, o mejor dicho, no quiso ver a su hijo hasta que no diera con los Aimier. Tarea que le traía de cabeza en aquel mismo momento.
- Inés – dijo por un teléfono cifrado – Necesito que pongas a observadores en puertos del norte y del sur de Balcania. No sé por qué, pero tengo la impresión de que llegaran a la costa un día de estos.
- De acuerdo – dijo con una voz fría - ¿Algo más?
- No llaméis la atención. Mejor, no salgas del piso franco. A ti te reconocerían
-¿Dudas de mí? – preguntó enfadada
-No dudo de ellos, han conseguido desbancar un gobierno estable, salir indemnes de un país y de escapar de cientos de trampas. Aún usando soldados y cazadores…
- Vale, lo tendré en cuenta… - dijo la asesina tras pasar un largo silencio
- Cuento contigo, avísame con un informe en cuanto sepáis algo. No actuéis sin que yo lo diga. Tan solo observar.
Al otro lado del teléfono, la mujer colgó.
El ustul estaba en la herencia familiar gracias a un permiso especial. A pesar de esa concesión no pensaba quedarse mucho tiempo. Volvería a Camos para acelerar las cosas por ahí.
Camos, retomando el hilo anterior, es una sociedad ampliamente industrializada. En Mosquets, su capital, se halla un centro burocrático destinado a hacer papeleos continuos para exportar e importar sus materiales y manufacturas. Muchos se quejaban que sus procedimientos eran anticuados y desfasados y por ello preferían negociar con sus vecinos (Ossos y Nhotrolo) Algo que sin duda, enfurecía más a los dirigentes del pequeño país.
Era bien sabido que los Sly dejaron pobre de materiales mineros a la isla tras la Guerra de los 3 Siglos. Algo que supieron hacer los esforzados Camotienses fue el que el volumen de exportaciones superase el volumen de importaciones.
El trabajo continuado es una doctrina que se aprende desde la adolescencia para todo Camotiense.
Aunque la falta de mineral fue causa de su alejamiento de Las Partidas, también lo fue porque muchos siguen apoyando la disciplina tiránica Sly. Muchos piensan, que junto a sus padrinos ustules, conspiran para arrebatar la frágil prosperidad en tiempos tan oscuros.
Viendo tal desprecio, el movimiento militar propio se dirige a la Isla de Casandra donde es conocida su infinita riqueza mineral. Perteneciendo a Nhotrolo y sabiendo que es uno de los países más afines a la ideología Aimier, Carlos supuso que el ataque para arrebatar esa mina de mineral estaba más que justificado.
Sería un golpe más a su favor y tal vez el inicio definitivo de la reconquista Sly a Las Partidas.
06 de noviembre de 2011

1 Comentarios

  • Gentio

    es lo mas extraño que lei hoy, bien tego que tomarme mi tiempo para est, jaja...

    21/12/11 03:12