-la Higuera y la Poesía.

Publicado por Kikovacanillas el 04 de julio de 2016.
Cuando me separé de mi mujer decidí comprar una casita con un pequeño jardín en la coruñesa Santa Cristina.
Encontré una vivienda rústica que se atenía a mi presupuesto -la mitad del valor del duplex que compartíamos mi mujer y yo-. Además tenía una higuera en el jardín que daba higos todos los años.
Allí pues comencé mi nueva vida: Escribía a diario y estudiaba filosofía.
Pronto empecé a publicar gracias a un amigo de mi hermano Javier.
Era como un sueño.
Bajo la higuera escribía todos los días con mi portátil hasta media mañana, hora en la que me dirigía al mercadillo a comprar la comida: Pescado casi todos los días.
Mi éxito fue relativamente rápido.
Decididamente abandoné la narrativa para dedicarme en exclusiva a la Poesía.
A mi casita venían invitados poetas de todas las nacionalidades.
Al fin me captó la Colección Visor Poesía. También escribía para la editorial Cátedra.
Y mi relación con la higuera se iba profundizando.
Ella, mi portatil y yo.
Influído por la Promoción Poética de los Cincuenta y por la Beat Generation rápidamente logré un estilo propio y personalísimo.
Todos mis temores y dudas los compartía con mi higuera. Y ella me facilitaba soluciones efectivas, que sin dudarlo un momento llevaba a cabo.
Todo fue viento en popa y a los diez años era un consagrado poeta.
&
Hasta que llegó el fatídico día: La higuera amanecició mustia y se iba secando.
Traje a un especialista en higueras. Quien me dijo: Es muy sencillo: Su higuera se muere de vieja.
Finalmente falleció.

Y desde ese día y hasta hoy dejaron de brotar los versos de mi alma.
Ya no escribo.

Lo recomiendan

3 Comentarios

  • Alis

    Me gusta mucho esta historia.Enhorabuena.

    04/07/16 12:07

  • Paulitinamente

    Y plantar musilagos ???

    05/07/16 10:07

  • Albertocubeiro

    Mi árbol y yo.
    Muy bueno, como siempre.

    29/07/16 03:07

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Kikovacanillas