Vila Sen Vento: Turismo Rural.

En el Concello compostelano de O Pino, en el lugar de Sen Vento, un jóven empresario: Eduardo y su familia han puesto en marcha un pequeño negocio de Turismo Rural, que por tan sólo 200 euros permite disfrutar del sabor y mágia de la Galicia profunda.
A tan sólo veinte minutos de Santiago de Compostela, donde podréis visitar al duende que vive en la catedral de Santiago y que pasea por su zona de vinos.
Conocer la obra pictórica de Rosa, mujer de Eduardo, o jugar con los más pequeños en la cama elástica del jardín son algunas de las actividades de ocio que podréis realizar.
Clotilde, quien cuida hasta los mínimos detalles y recibe a los inquilinos y Marta, experta conocedora de las redes sociales, son las hijas del matrimonio emprendedor. Y conforman una oferta de turismo del todo alejada del anonimato y deshumanización de la mayoría de las iniciativas turísticas.
Si queréis obtener más información y os animáis, entrar en Facebook: Vila Sen Vento.
Descanso: Buena comida: Barbacoas: Rural profundo: Salto a Compostela.
¡No lo dudéis!.

Etiquetas:

Más de Kikovacanillas