TusTextos.com

Los Ojos Del Gato Negro: Capitulo 28- la Venganza

-¡son bastantes grabaciones Rochelle!-dijo Takeru, mientras entraban a su oficina.
-ya sé, pero somos 2 , así que no hay que quejarnos.
-oye Rochelle, deberíamos pedir ayuda.
-tienes razón, pero ¿a quien?
-no lo sé, mejor veamos las cintas de una vez.

Alexis estaba en su despacho viendo unos papeles ,cuando vio que su celular se prendió.
-¿un mensaje?
aquel mensaje decía:

-con que Mercey me quiere ver, claro que ire-y Alexis le respondió el mensaje a Mercey.
-ya me contestó el mensaje.
-muy bien Mercey, mañana tu y yo nos divertiremos-decía Shuu mientras reía, al igual que Mercey.

Al dia siguiente, las chicas ya se iban a ir a la escuela.
-Mercey, otra vez no vas a ir a la escuela.
-no, es que me sigo sintiendo mal, Sora.
-hay Mercey, no deberías faltar tanto-dijo Shangri-la.
-les prometo que mañana si iré.
y se dio por terminada la plática.
pasaron algunas horas y Shuu decidió tocarle la puerta en el despacho del señor Ryu.
-¿puedo pasar señor?
-claro que si Shuu.
al entrar Shuu, vio que también estaba Alexis.
-sólo nos vienes a interrumpir, que no ves que estamos ocupados.
-por favor Alexis, no empieces.
-lo siento, no sabía que estaban ocupados.
-¿en que te puedo servir Shuu?-dijo Ryu amablemente
-me duele la cabeza y quería pedirle permiso para que me dejará ir a la farmacia , ya que ahí también te revisan.
-si, claro que puedes ir.
-muchas gracias señor.
y Shuu. se retiró del despacho.
-¡que molestia!
-por favor hijo, no seas así, sigamos trabajando,por cierto quería comentarte que hiciste un buen trabajó, durante mi ausencia.
-lo ves, pero dudas de mi, yo tenía tantas ganas de ir a esa reunión internacional, pero el señor Ryu decidió llevar a un arrimado ignorante.
-Alexis no empieces con eso, quiero que seas alguien maduro, el próximo año te prometo que te llevare, ahora tenemos que ir ahorita a una conferencia que va haber en un auditorio, así que pensé que podríamos ir juntos.
-pues fíjate padre que ahora no puedo, más bien no quiero acompañarte.-lo dijo Alexis con un tono muy arrogante.
-¿vas a estar enojado conmigo siempre?
-sí Ryu, no te perdonare lo que me hiciste, preferiste a un desconocido que a tu propio hijo-dijo Alexis muy indignado y se fue azotando la puerta.
Era cerca de las 1:00 y Alexis se fue de la empresa para poder ir al encuentro con Mercey.
estaba Alexis adentro de su auto y vio desde lejos la pizzeria que había mencionado Mercey en su mensaje.
-¡pero que carajos! , acaso Mercey me vio la cara.-dijo Alexis al ver la pizzeria cerrada y abandonada.
al parecer todo el lugar parecía un pueblo fantasma.
-¿por que me siento así?,me siento muy inseguro, mejor me voy de aquí.
-¡tu no te irás de aquí!
Alexis vio por su espejo retrovisor y vio a Shuu en el asiento de atrás.
-¿que estas haci.............
Shuu rápido le dio un golpe en la nuca Alexis para que perdiera el conocimiento.
-ahora si Alexis, despidete de este mundo.
Mercey estaba sentada con una mini caja de herramientas en una banca que había en la gasolinera abandonada.
y vio a Shuu salir del carro de Alexis y rápido se acercó con la caja.
-aquí está Shuu.
-muy bien, ayúdame a gastar el crédito de su celular, mientras que yo hago mi trabajo con las herramientas, no se te olvide ponerte los guantes Mercey, no queremos dejar evidencia.
a los dos les bastó 30 minutos hacer sus actividades, después empujaron el auto, de tal manera que quedará en medio de las vías del tren.
vamonos a la pizzeria, no falta mucho para que veamos morir a este bastardo
no olvidará lo que te hizo.

Mientras tanto en la casa Koyama se encontraban platicando Naruhi y Athena
-Naruhi no se que hacer, mi hijo Hiroshi lo veo muy triste a partir de que se enteró de lo que paso entre Alexis y Mercey.
-pues es normal hermana, acuérdate que a Hiroshi le gustaba mucho Mercey, pero veras que el tiempo se va a encargar de todo, si te lo diré yo que perdí a mi esposo y a mis dos hijas pero el tiempo ha sanado las heridas.
-tiene a razón hermana-dijo Athena pero de repente se sintió muy débil.
-¿estas bien hermana?
-si, sólo es un mareo, no he dormido muy bien.

-¿donde estoy? ¿por que todo me da vueltas?-Alexis había despertado muy confundido y se percató que estaba en medio de las vías.
-¿como llegue hasta aquí?, lo mejor es que me quite.
cuando Alexis intentó arrancar su auto, el motor no le respondió.
-¡maldita sea!, lo que me faltaba, tendré que checar que le pasa al auto.
Alexis trató de levantar el seguro de su puerta para poder salir pero estaban las 4 puertas atoradas.
-¡¿pero que carajos pasa?!, tendré que llamarle a mi padre.
Alexis tomó su celular y marco el número de Ryu.
[lo sentimos, su saldo sé ha agotado, le sugerimos que haga una recarga]
-¿que le pasa a esta chatarra?, tampoco tengo credito.
-ya se está tardando-decía Mercey muy desesperada, cuando se escucho un sonido muy familiar.
-miauuu..........miauuu.......
-¡chelsea!-exclamó Shuu al sentir a un gato en sus pies.
Mercey se agachó y cargo a chelsea.
-¿que estas haciendo aquí?
de repente se escucho un sonido muy peculiar, el sonido que Shuu y Mercey estaban esperando.
Alexis lo escucho más cerca y de inmediato volteo hacia su izquierda y vio con gran asombro que el tren se estaba acercando.
-¡¡¡MIERDA!!! ¡¡¡MIERDA!!!
¡¡¡MIERDA!!! ¡¡¡MIERDA!!!-
gritaba desesperadamente Alexis mientras golpeaba la puerta con gran fuerza para poder salir.
- ¡AYUDENME!¡AYUDENME!
-Naruhi, me duele mucho mi pecho, es como un mal presentimiento, pasame mi celular por favor.
-claro hermana-Naruhi comenzó a preocuparse.
-Athena le marcó a su hijo Alexis, era como si Athena supiera lo que le estaba pasando a su hijo.
El celular de Alexis comenzó a sonar y el contestó pero muy alterado.
-¡¡AYÚDAME!!,¡¡POR FAVOR!!
-¿hijo que pasa? dime hijo.
-mama, necesito que me ayudes, ¡voy a morir!
El tren se acercaba más y mas, los gritos de Alexis eran desgarradores, estaba lleno de pánico sabía que iba a morir, el tren ya estaba a punto de estrellarse con el carro, Alexis soltó su celular, pero fue por que vio enfrente del carro a Shuu y a Mercey, veía como se reían de el, Mercey hizo la señal de adiós con la mano, mientras que chelsea no dejaba de ronronear y Shuu tenía en sus dos manos un letrero y la leyenda que traía ese mensaje decía:
"¡NOS VEMOS EN EL INFIERNO!"
Alexis pronto comprendió quienes iban a ser sus verdugos.
en su celular no dejaba de oirse su nombre, Athena gritaba muy desesperadamente  por su hijo.
-¡PERDON POR LO QUE HICE PERO NO QUIERO MORIR ASI!
fue lo último que gritó Alexis, ya que el tren paso a gran velocidad llevándose el carro con Alexis adentro.
Kuroneko23Publicado el 16 de diciembre de 2015
Archivado en culpa odio asesinato venganzas tragedia crimen policiaco gato negro hermanos rencor inocentel dolor muertes mentiras suspenso