TusTextos.com

El Engaño de Los Rumbos


Hace un tiempo contaba con los Rumbos que creía que eran los que me llevarían a lo planeado.
Lo planeado, eso que siempre esta en el mismo lugar donde uno lo deja. Inmóvil y rígido; que se basa en lo poco que se conoce y que parece que fuera lo único existente.
Hace poco que esos rumbos, se fueron junto conmigo de viaje.
Viaje que no solo significo moverme de mi lugar de seguridad a otro inestable sino también a conocer-me.
Conocer un lugar lejano, recóndito y desconocido a donde el pasaje de ida no es sencillo embarcar y donde el pasaje de vuelta es casi inexistente.
Lo más trascendental de este lugar lejano, profundo y nuevo es que de verlo con ojos distintos, uno es capaz de conocerse.
Conocerse es poder darse cuenta lo que uno quiere decidir.
Decidir es gozar de esa libertad con la que contamos absolutamente todos los días, horas, minutos y segundos de nuestras vidas para poder hacer de esas elecciones nuestros caminos.
Las elecciones tienen mayor riqueza si son autenticas, indudables y honestas y concientes.
Conciencia de que eso que elegimos es realmente lo que queremos en ese momento finito de la vida.
La vida no es solo la que uno vive y percibe.
Vida es cualquier forma que haga real y feliz a quien la vive y a quien la explora.
Explorar es conocer.
Conocer países, culturas, personas, almas, idiomas, sabores, olores, sonidos, música, paisajes, flora y fauna.
Conocer-se a veces, implica reencontrarse con uno, con ese que se quedo allá lejos y olvidado por la rutina, los horarios y los planes.
Conocerse puede ser encontrarse con otras formas.
Formas de vivir, de sentir, de comer, de bailar, de comunicarse.
Conocerse puede ser también encontrarse con otros tiempos.
Tiempos para ver el cielo, las estrellas, la luna, el sol, los árboles, el horizonte , el mar, el agua, la arena, la tierra.
Tomarse un tiempo para un respiro.
Respirar.
Todo este viaje es un buen plan para embarcar a encontrarse o reencontrarse.
Es como saludarse otra vez, como volver a empezar.
Viajar entonces es, re- encontrarse con uno y conocer a otros.
Es, en definitiva, hacer nuevos rumbos mientras estos son caminados y
Entonces pregunto: ¿Por qué no viajar a ese lugar?
Lacurvaqueendereza02 de agosto de 2015

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Voltereta

    Una forma de viajar un tanto filosófica, pero sumamente sencilla y placentera. A veces en la evidencia de lo más cercano, es donde encontramos lo más trascendental de la vida.

    Me apunto a tu viaje.

    Un saludo.

    02/08/15 06:08

Más de Lacurvaqueendereza