¿esperar O Luchar?

Publicado por Lagrimasenelcielo el 29 de agosto de 2015.
¿Conocéis esa sensación de estar en una nube y de golpe caerte y encontrarte en el suelo, sin nada, más que sentirse estático?
Pues así es como me siento. A todos nos llega lo que más deseamos, por muy poco que dure o difícil que sea de encontrar.

Todo se resume a sentirse completo por dentro, pero por fuera se simplifica aún más; es más bien, sacar tu “yo egoísta” para no acabar sufriendo.

¿Y qué ocurre en estos casos? Que al final ese muro, esa barrera que te contiene, se quiebra y sale lo mejor de ti. Pero finalmente acabas pasando por la peor de las adversidades; estar con el corazón roto.

Definitivamente, te acabas acostumbrando. Pero ese sentimiento de impotencia siempre está ahí. Todo es cuestión de tiempo, de constancia y superación. Pero también es Destino quién decide lo que nos va a suceder, incluso nos hace pasar por dolorosas e intensas despedidas. Es quién decide la persona que irrumpe nuestro solitario camino, y sí, te quitará lo que más deseas, pero la moraleja siempre está en saber disfrutar cada segundo del presente con esa persona.

A esperar o a luchar. Todo depende de por quién lo hagas.

2 Comentarios

  • Sandor

    Me gusta tu reflexión que siempre invita a hacerlo a todos, aunque casi todos la hemos hecho alguna vez. Luchar siempre, con pausas de espera, Yo no creo en el Destino, porque nosotros somos los que abrimos la puerta y elegimos, pero nunca sabemos las consecuencias de esa elección, de ahí la paradoja de ser libres sin saber lo que nos espera, La vida sería aburridisíma. Hay leyes del azar, pero nos llevan siempre a teorías de probabilidades. Siempre recordaré una frase de profesor de Física que nos recordaba que llamamos azar a lo que desconocemos.
    Un saludo cordial.
    Carlos

    02/09/15 01:09

  • Angeleslopez

    Me siento muy identificada contigo... Escribes precioso, sigue así!

    07/09/15 03:09

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Lagrimasenelcielo