TusTextos.com

Ponle Título y Me Lo Cuentas.

Siempre he lidiado con la estúpida manía de parar mi vida por si llegas tarde.
La próxima vez, antes de pillarnos los dedos, nos encargaremos de destrozar la puerta.
Pero ya no serás tú, y obviamente no seré yo. Esto es lo que queda.
Y si todavía dudas, prueba a hablar de nosotros pero en pasado, como si hubiéramos llegado a ser algo.
Si escuece, no me llames... seguramente ya habré salido corriendo en defensa propia.

No por no ponerle nombre a una silla, es menos silla; y has pretendido hacer lo mismo con un sentimiento.
No sé si llamarlo ingenuidad, o cobardía.

Llevo unas noches repitiéndome "te lo dije". Y no es por ti, es por mí.
Seré franca; tengo el corazón tan roto que cuando bailo, suenan cristales.
Y no es culpa tuya, tú no lo rompiste. Llegaste con la intensidad de un mar inmenso,
como una tormenta en medio de un desierto, y con cada ola erosionaste cada borde de cada trozo.
Ya no duele el cristal... pero vuelvo a ser desierto y sed.
Porque cuando quedarse, es tentar a la suerte del que pone las cartas sobre su propio tejado.

Así que me quedo conmigo y mis circunstancias.



Sara Búho.
Lagrimasenelcielo19 de abril de 2016
Archivado en:
amor desamor reflexion

Lo recomiendan

1 Comentarios

Más de Lagrimasenelcielo