TusTextos.com

La Historia de un Tipo

Hace rato que al tipo se le notaba que le quedaba poco tiempo de vida, se lo veía muy triste, feo, decrepito y demacrado. Los años se le habían venido encima de golpe, siempre andaba descuidado y desalineado. Era medio loco, pero se supo ganar mi aprecio y por eso me animo a contar su historia en estas líneas.

Él decía que no le tenía miedo a la muerte, en algunas conversaciones nocturnas que manteníamos y tocábamos ese tema me decía mientras señalaba él cielo azul oscuro y las estrellas: "amigo, mire hacia arriba, allá todo es infinito y nunca tiene término, así, lo mismo, es él alma de las personas, es infinita y eterna y por eso hay que cuidarla, él cuerpo es solo un vestido temporal, se pone viejo, se pudre y deja de existir, pero él alma es para siempre, hay que cuidarla y tratar de mejorarla siempre, por eso a mí no me gustan las cosas frívolas y superficiales, eso es veneno para él espíritu de las personas"

El tipo casi no hablaba con nadie, era misantrópico y tenía un carácter purulento, vaya a saber si era por genética (había muchos con ese tipo de personalidad fuerte y corazón duro en sus antepasados, especialmente su abuelo materno) o por la vida sufrida y la mala suerte que lo acompañaron desde muy niño, a veces pensaba que en su frente debería llevar una marca invisible con la palabra "desgraciado", nunca conoció a su padre, algunos dicen que este cuando se enteró que su novia estaba embarazada huyó para siempre y nunca más se supo de él, otros contaban que fue fruto de una relación casual y ni siquiera su madre sabía quién era su progenitor, una vez me contó que cuando era un niño de 5 años escuchó decir a una tía lejana que cuando él aún no había nacido y su madre estaba embarazada de cuatro meses, su padre había ido a trabajar, era ferroviario y se desempeñaba como ayudante de maquinista, una noche muy calurosa de diciembre antes de Navidad había ido a trabajar borracho y en medio del calor de la caldera de la maquina de vapor, él alcohol fermentó en su cabeza y cuando quiso echar leña con la pala a la caldera, se mareó y cayó dentro de ésta y murió carbonizado.
Cuando apenas terminaba de cumplir los 3 años de vida, su madre lo abandonó para siempre, desde entonces anduvo rodando por varios lados, con varias familias, en varias provincias.

Cuando creció, no quería tener tratos con los pocos familiares que le quedaban porque no se sentía querido, no los odiaba, pero si les guardaba rencor desde hace algunos años, en la última reunión que recuerda junto a ellos les dijo: -" somos una familia enferma (salvo algunas excepciones) donde las mujeres lo único que hacen en la vida es sembrar discordias y mala onda llevando sus chismes a todos lados generando peleas inútiles, y los hombres una fila de materialistas, locos por él dinero y solo piensan en él triunfo propio, sin ningún remordimiento de estafar hasta sus propios parientes de sangre, por eso no nos reunimos y casi nunca hablamos, las pocas personas que valían la pena entre nosotros, hoy están muertos" -, por estas cosas fue que ellos, sus familiares, lo dejaron de lado y le tomaron odio, por eso es que en él crepúsculo de su vida se vio solo, con unos pocos amigos que lo estimaban.

Primero empezó contándome las molestias nocturnas en él estómago que no lo dejaban dormir. Empezaron con unos ruidos como agua corriendo por una cañería, después unas pequeñas puntadas que iban desde la punta del estomagaron hasta él hígado, no quería ir al médico. Después de los 50, ante él menor síntoma deber correr hasta él hospital le dije no se deje estar, puede ser él aviso de alguna enfermedad, no respondía nada como siempre.
Pasaron los meses y las molestias nocturnas se fueron convirtiendo en un profundo dolor en él estómago y los intestinos que lo obligaban a ir al baño hasta 10 veces por día y los dolores también lo atacaban durante él día, en especial después de comer...

Cuando era niño a pesar de ser una persona abandonada y sin nadie que lo cuide y se ocupe de él, siempre se destacó entre los niños de su edad por su aguda inteligencia en la escuela, por ejemplo solo cursó 2 meses él primer grado de la escuela primaria, debido a sus rápidos avances él director y los maestros conformaron una junta para tomarle un examen con varios puntos de la enseñanza que había recibido, la que aprobó con creces, superando las expectativas depositadas en él y decidieron que a partir del otro día de clases tenía que cursar en él segundo grado. Recibió diplomas de honor por su aplicación al estudio todos los años hasta que terminó él nivel primario.
Aprendió a andar en bicicleta en él primer intento, un poco por su inteligencia y un poco por él terror que le tenía a su abuelo, con quien vivía en ese tiempo cuando tenía 7 años de edad, cuando veía a los demás niños felices en sus bicicletas, lo único que quería era ser como ellos, por eso cuando vio una bicicleta abandonada en un viejo galpón de madera que había en él fondo de su casa, le dijo a su abuelo que se la arreglara, él le respondió que no porque él no sabía andar, y que no iba a gastar su dinero inútilmente, - le juro abuelo que sé andar, he practicado muchas veces en las bicicletas de mis amigos hasta aprendí (esto por supuesto era mentira, no tenía amigos, no le hablaban y mucho menos le prestaban sus bicicletas, nunca había subido a una en su vida)
El asunto es que nuestro pequeño amigo finalmente convenció a su abuelo y llevó la bicicleta para hacerla arreglar después de pagar una importante suma de dinero por él trabajo, pero no sin antes advertirle: más vale que sepas cómo se usa una bicicleta y no me hayas mentido y me hayas hecho gastar plata al vicio, sino, te prometo que nunca te vas a olvidar en tu vida de la paliza que voy a darte
Cuando llegó él día de ir a buscar él rodado arreglado a la bicicleteria, fue con su abuelo, por las calles polvorientas, era una tarde calurosa de noviembre de 1975, llegaron a la bicicleteria y le dieron él velocípedo, se subió, rezo e imploro la ayuda de su inteligencia y de todos sus antepasados en ese difícil momento ¡y salió andando como si hubiera sabido manejar desde hace muchos años!

... Hace un mes él tipo me dijo que ya casi no podía caminar, él dolor le había tomado toda la cintura, había perdido muchos kilos, se le caía él cabello y estaba literalmente calvo y solo podía acostarse y dormir de a ratos echado sobre su parte izquierda en la cama, era una persona totalmente diferente a la que era hace un año atrás, se daba cuenta que algo grave le estaba pasando a su salud...

A veces cuando era chico también tenía algunos breves momentos de felicidad, por ejemplo cuando su abuelo lo mandaba cuando había cumplido los 7 años, a las 5 de la mañana. se levantaba de la cama y se iba solo al centro de la ciudad a hacer los tramites, pagar cuentas, hacer compras etc., y mientras esperaba la llegada del viejo tren que venia desde tafi viejo, se quedaba maravillado con esas mañanas doradas cuando asomaba el sol y volvía de oro las palmeras de la estación y todo el paisaje, mientras tanto se oía el canto de cientos de pájaros, sentía la fresca brisa de la mañana dándole en sus mejillas y pensaba que la vida era algo hermoso a pesar que existía lo malo.
-------
Pero eso ya no cuenta amigos, son solo anécdotas, el tipo ya está muerto, lamentablemente no me pude ni siquiera despedir de el, ni darle un fuerte abrazo de despedida, (creo que eso habría significado algo para él) porque me encontraba muy lejos en ese momento.
Ingresó al laberinto de la muerte de donde nadie escapa, en una fría mañana de agosto, murió solo y abandonado en una vieja casa de madera que le habían prestado, repitiéndose que terminaba la vida de la peor manera, creyendo que solo los idiotas, materialistas y malas personas, tenían éxito en este sistema, se consolaba pensando que las personas buenas e inteligentes como él, solo se debían subyugar ante el fracaso, el terrible sufrimiento y el olvido de los demás por ser alguien diferente.
Al tipo nadie lo quería, todos decían que era extraño y medio loco, pero yo lo conocí un poco más y él supo ganarse mi aprecio y por eso me animé a contar su historia en estas pocas lineas, a lo mejor, después de leer este escrito, puede que quede en el recuerdo de algún lector, porque aquí, pronto lo van olvidar todos, y para siempre...
Lauchon04 de agosto de 2016

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Janet

    Me llego en el alma tu historia porque desde chica me gustó conocer a esas personas que dicen son extrañas y despues de tratarlas no puedes evitar de seguir escuchando sus aprendizajes y sus desventuras, terminando en pensar que los raros son los que los llaman locos.
    Se me nublo los ojos con algunas lágrimas porque recordé a varios personajes que conocí y el final fue parecido.
    Saludos

    04/08/16 10:08

Más de Lauchon