Adorada

Publicado por Leah el 28 de junio de 2017.
Hace no mucho tiempo, dos pequeñas rosas, fueron creadas.
Una de ellas emanaba amor por la otra.
Admiraba su matiz tanto como su despampanante esencia.
Desde la tonalidad más verde a la más carmesí.
Y, del tintineo más insignificante hasta el sentimiento más intenso.
La primera, alumbrada por tal hermosura, asimiló erróneamente que no estaban hechos para estar el uno, con el otro.
Pero a pesar de tal equivocación, no pudo alejar sus pétalos de esta ni en su lecho de muerte.
Pasaron los días, las horas y los minutos.
De tanto tiempo pasado a su lado, el regocijo que a su vera había experimentado le hizo profesarle su amor a su gran amada.
Hasta tal punto llegó su unión, que hasta estar a corta distancia sin medio para rozar su transparencia, era toda una tortura de antaño.
Lo que ella no sabía era que, desde un tiempo atrás, la bella roja rosa se había enfermado.
Así, un día, su amor fue destrozado.
Pues tiempo después de descubrir este infortunio, se percataron de que si algún día, uno de ellos, tenía que sufrir el marchite de su ser amado, pudiéndose solo salvar uno; darían su propia vida antes que la del otro.

2 Comentarios

  • Antoniof.lee

    Muy bonito a la par que sencillo, gracias....

    Un saludo cordial Leah...

    28/06/17 03:06

  • Leah

    Gracias a usted por leerlo B

    01/07/17 01:07

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Leah