Ayúdame a Salvar El Mundo

Publicado por Leah el 12 de agosto de 2017.
Hoy quiero hablarle al mundo sin lírica, a lo bruto y sin perfecciones literarias. Voy a romper un poco mi estilo de niña poeta que susurra a través de sus versos y palabras. Y es que esto es importante, esto no debería estar pasando. ¿En serio? ¿Gente rindiéndose por creer que no es capaz de conseguir algo? Pero, ¿qué me estáis contando? ¿Dónde dejasteis vuestra risa? ¿Y vuestros sueños? No lo entiendo, perdonadme pero no lo entiendo. Sé que no es fácil plantarle cara a quien te hace la vida imposible o gritarle al mundo la mayor parte de tus problemas, pero nadie dijo que fuese fácil aprender a convivir con tus defectos e imperfecciones.

Nada tiene sentido, es cierto, ¿por qué estamos aquí? Y yo que sé, sé menos que vosotros, pero estoy segura de algo que vosotros habéis dejado atrás, y es que estamos aquí, y mañana puede que no estemos. Así que deja de hacer el tonto tirando esa absurda toalla y levántate con fuerza, cumple tus sueños, y si no puedes, planea unos nuevos. No pierdas la esperanza por mucha desgracia que ocurra en tu vida. Dale la fuerza que necesita a este mundo. Se valiente y enfréntate a tus miedos, conócete, entiéndete, supérate a ti mismo, pero nunca te tradiciones.

Cada vez que te digan que hay alguien pasándolo peor que tú, mándalos a la mierda. Entiendo que las preocupaciones empeoren por la noche, ¿vale? Y no quiero que menosprecies algo que te preocupa porque creas que debe ser una estupidez cuando no lo es.
Hazme un favor, piensa en una manta, un armario o una cortina. Ahora, piensa en una bala. Sólo hazlo.
Hazlo y dime si cualquiera de las cosas que he mencionado podrían matar a alguien de caer sobre su cabeza o corazón, ¿podrían? No. ¿Y esta bala? ¿Si le diera a alguien en la cabeza o corazón podría matarle? Sí. Ahora lo entenderás, no te apures. ¿Qué es más grande, una cortina o la bala? La cortina, ¿no? Bien, ahora estarás pensando que son preguntas estúpidas pero quiero que comprendas. Si digo esto es porque tengo un colgante con una pequeña bala que es para recordarme que las cosas más pequeñas son las que pueden terminar con una persona. Son esas las que pueden causar el mayor daño, no necesitas ser golpeado o haber estado a punto de morir asesinado para tener un mayor derecho a sufrir. Todo por lo que estás pasando no es una tontería y que sólo te haya visto romperte una vez es lo que me en verdad preocupa, porque hasta que no te hundas por completo no vas a poder salir de donde has caído.

Todo llega, así que no te metas prisa a ti mismo y dale un respiro al tiempo para poder poner todo lo que quieres a tu alcance. Pero las cosas no llegan solas, las cosas nos las ganamos. Y tumbados en la cama mirando al techo y llorando, la vida se pasa, y pasa rápido, y sin darte cuenta, la desaprovechas día tras día. Cuando te das cuenta de todo, entonces ya es demasiado tarde.

Corre, ayúdame, ayúdame a salvar el mundo.
No te olvides de lo que vales, que tú vales más que toda esta mierda que te está pasando.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Leah