¿me Amaras En Veinte AÑos?

Publicado por Leocastvalz1991 el 12 de febrero de 2015.
Ella me miro como nunca antes lo había hecho, su mirada no se apartaba de mis ojos, podías observar el amor que ella me tenia y que yo le tenía, nunca existió duda en nosotros, fuimos hechos el uno para el otro, ella solía perderse en mi mirada, siempre me pregunte, ¿que miraba ella en mi?, una noche cálida con el cielo abierto y plagado de estrellas descasábamos sobre el césped verde mirando hacia arriba, nuestros cuerpos descansaban del largo camino blanco empolvado que era capaz de llevarnos de la desesperación a la calma, tal vez imagine sus palabras en mis oídos, ya nada se sentía real, vivíamos en ilusiones constantes, los recuerdos de una noche se veían borrados con cada amanecer, pero recuerdo sus voz dulce y melódica susurrando muy despacio en mi oído esa noche preguntándome sin titubeo, ¿Me amaras en veinte años?, debo confesar que su pregunta me tomo con la guardia baja pero sin engaño alguno le respondí, -No sé, no lo sé, no puedo asegurar lo que pasara en veinte años, ni siquiera puedo asegurar lo que pasara mañana, en veinte años tal vez no esté vivo, en veinte años tal vez maldeciré tu nombre u odiare a tu persona por marcharte y dejarme atrás, pero hay algo que si puedo asegurar, desconozco el mañana o lo que será en veinte años, pero sin duda alguna en mis palabras te digo hoy te amo como ningún otro día, ya sea este pasado o futuro, hoy te amo como ningún otro día-; por unos instantes dejo de girar el mundo, el tiempo se detuvo exactamente a las veintitrés horas con nueve minutos, por unos momentos solo existieron dos personas en la tierra, mi respuesta hacia tu pregunta había sido aclarada, ¿Qué mirabas cuando observabas mis ojos?, mirabas al verdadero yo, el que daría el mundo por verte sonreír, el que no dudaría en dar su último aliento a cambio de que el tuyo nunca cesara, el que el día de hoy te ama como ningún otro día, a las veintitrés horas con diez minutos el mundo siguió su curso, el tiempo regreso a su marcha, la noche cálida fue borrada por aire frió, las estrellas que iluminaban nuestro cielo se vieron cubiertas por nubes grises y negras, sus ojos llenos de amor se vieron apocados por un obscuro vació que fue consumiendo el amor en su mirada, el tiempos se detuvo de nuevo pero esta solo para ella; hoy hace veinte años que me pregunto si en veinte años la seguiría amando, sin duda alguna en mis palabras te digo hoy, te amo como ningún otro día, ya sea pasado o futuro, hoy te amo como ningún otro día.
Leonardo David Castañeda Valdez.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Leocastvalz1991