Cara de la Ambición.

Ahí ya muerto, en el ataúd,
a la vista de todos, como trofeo de muerte,
a la víspera del alud
con la flor como marco,
espectáculo para la multitud.

Así se presentó el mejor de mis días,
cuando reunidos todos,
miraban en la nostalgia,
lo que en vida no di a muchos,
ya en muerte les di paz y calma&
El sarcasmo como último halo del alma.

El error más grande , se marchita
con la hojarasca seca
y la herencia de mi dicha,
se ve reflejado en el llanto cínico,
de quien espera a bien lo que deje,
único lenguaje de la avaricia que se teje,
al sonar del desahogo del llanto
más hecho canto que tristeza pura.

En verdad así se presentó el mejor de mis días,
cuando voraces todos,
rapaces, carroñeros,
usureros reunidos,
encontraron en mi muerte
la forma exacta de la ambición.
Oración última de mi suerte.
Belloc Aguilar Leonardo.

14 / junio / 2018

Etiquetas:

Mas de Leox