TusTextos

Una Carrera Contra El Trauma

Han pasado cerca de dos años ya desde aquel día; dos años en los que tratando de verlo en perspectiva, he sido capaz de avanzar muchísimo. Tanto, que de hecho, llegó un momento en el que creí haber dejado muy atrás al otro yo, tan atrás que no podía verle.

Pero claro, los traumas por muy atrás que puedas dejarlos, por mucho que corras y te alejes de ellos, siempre son capaces de hacerte sentir su presencia cuando menos te lo esperas.
En ese momento de celebración, después de haber recorrido durante dos años lo mejor que pudiste ese camino llamado vida, te das cuenta de que eres incapaz de dejarle atrás; porque aunque si lo haces en distancia, no logras eliminarle de la carrera.

Al ver que nada de esto funcionaba, aprendes a construir fuertes muros con todo lo que has ido cogiendo por el camino. Empiezas por la base, en la que pones a tus mejores amistades y tu desarrollo personal, continúas con una buena actitud y familia, y en la cúspide empatía y buenos hábitos.

Poco a poco construiste un muro infranqueable, y no es hasta después de hacerlo cuando te das cuenta de que no puedes seguir corriendo eternamente, pero él sí que lo hará. Quizás no rompa el muro, pero tiene tiempo suficiente para escalarlo y seguir avanzando, al final es solo cuestión de eso, tiempo…

Tan solo un segundo te ha hecho falta para tenerlo claro; has estado dos años corriendo, tratando de dejar atrás algo que forma parte de ti, algo que debes enfrentar. ¿Pero como enfrentas aquello de lo que llevas huyendo tanto? ¡Es hora de averiguarlo!
Lobo18 de enero de 2021

Más de Lobo