TusTextos.com

Hija Del Miedo



Pero ella guardaba silencio.
Sylvia Plath




Yace el alba sobre una traza cansina.
La luz le grita con una carcajada.
El sino dejó de dibujar su huella
y sobrante concurre el gruñido del ramaje.

Voraz avanza la desnudez del momento,
lágrimas desconocen su poder de vertiente.
Sequedad / vaguedad / visión umbría,
muerde la garganta esa voz que blande y punza.

Conmueve el cielo cuando se derrumba,
no hay sosiego sino el peñasco.
Abre los ojos el único ángel,
desvela la palidez de la exigua forma.


LuiaPublicado el 19 de enero de 2016
Archivado en

Lo recomiendan

6 Comentarios

  • Voltereta

    Intentas concretar todo en un espacio ínfimo y a fe mia que lo consigues. Es difícil hilvanar tanto mensaje en tan pocos versos y sin embargo tú lo haces sobradamente.

    Un placer leerte, saludos.

    19/01/16 09:01

  • Albasilencio

    "no hay sosiego sino el peñasco"

    a veces las sombras ganan. pero el sol está ahí.
    me gusta.
    saludos.

    24/01/16 09:01

  • Orzada

    Hola, Luia.
    Te recomiendo, y recomiendo que te lean en voz alta.
    Me encantó la enumeración de síntomas que suceden rápidos.
    Y la voz hecha daga.
    Y el único ángel, que debes ser tú. : )

    Un saludo.





    28/01/16 09:01

  • Luia

    Puede que el vuelo suicida se desprenda del cuerpo inútil. Gracias, Voltereta.

    Beso grande
    Lu












    28/02/16 02:02

  • Luia

    Sí, el sol es del alba, Gracias Albasilencio-

    Beso grande
    Lu

    28/02/16 02:02

  • Luia

    Orzada, admirada Orzada, tu comentario es un poema.

    Besos y abrazos





































    28/02/16 02:02

Más de Luia