El Principio Del Final

Una gota roja se desliza por mi brazo. Se acabó, es el fin.

Si solo entendieras el principio, no tendría que terminar así.

Volar alto no fue efectivo, soñar bajo me ha dejado atrás.

Un grito en mi interior me sobresalta, ¿Qué pasa? ¿Quién es?

Tú, conciencia olvidada, me has venido a saludar; a recordarme, por qué esa gota va extinguiendo el calor de mi corazón.

El púrpura me sobrepasa y me llena la garganta.

Ojos vacíos portan una capa negra, se acercan a mí. Corro ante el desencanto de tu encuentro. No quiero sufrir, y en el olvido morir.

Sueño que no pasa nada y disimulo que no estas. Tu guadaña tienta el piso, y no me encuentra, suspiro de salvación emana de mi alma.

Arrepentido de buscarte estoy, bien amada y dulce mía, eterna y fría como un tempano, ¡no me lleves por favor!

Demasiada soledad se aferra de mi ropa, lavarla con jabón tendrá que terminar.

La tardanza de mi reconciliación me ha finiquitado, y tus ojos me han llenado.

Suspiro por los aires, por el tiempo. Solo queda que me calle, y que las quejas desvanezcan.

La paz, creo que es ella, se abrigado en mí, y los ojos he cerrado.

Infinito aire de solución, ya llega, y déjame en paz vivir con mis acciones.

No llores, mi alma gemela, nacimos para ser el complemento del uno y del otro en el mundo, el enlace de la eternidad nos buscara, y allí, sin final, viviremos.

Así descanso, solo, creo que descanso.

01 / diciembre / 2016

Etiquetas:

Mas de Luiscasas